Alexis Correia

Todo lo que se mueva es carne: a la búsqueda de la proteína perdida

Los parientes de Bambi, peces de río, moluscos, roedores, reptiles y hasta insectos y arácnidos, todos con etiqueta de hecho en Venezuela, podrían enriquecer nuestra mesa con planes a largo plazo y un gran viraje cultural, si bien nunca acallar por completo mugidos y cacareos. “El futuro, más que en el mar, está en el agua”, asegura el ingeniero químico Rodrigo Agudo

Hasta Matt Damon puede llevarse un chasco en Caracas

Contrariamente a lo que supone la imaginación popular, muchos de los vegetales que consumimos no se reproducen de manera espontánea. El precio de la simiente (90% traída del extranjero) se atraviesa en los planes oficiales de promover huertos citadinos. “Suministrar semillas a una persona que no está adiestrada puede ser un grave desperdicio de recursos”, advierte Valentina Semtei, dueña de un invernadero privado en el este de la capital

La Vinotinto tiene luz propia sin Tomás Rincón

La transmisión deportiva de martes por la noche de Venevisión estuvo llena de acontecimientos curiosos. En los 15 minutos de descanso, el corresponsal venezolano en Buenos Aires mostró cómo se come carne asada en la capital argentina, lo que hizo temer por una suspensión inmediata de la amenazada concesión del canal del tigrito.

Me operaron de cataratas: así lo viví en Venezuela

Una operación de cataratas es un procedimiento quirúrgico relativamente rutinario, menor y rápido. Lo que no es tan rutinario es que la necesites cuando tienes poco más de 40 años de edad. A mí me salió el número en la lotería de la genética. Así lo viví en el país de la constituyente, del no hay efectivo, del no hay medicinas y de la hiperinflación (no me interesa que lo desmientan los economistas con sus tecnicismos).

Las dos Alemanias igualan en Pueblo Nuevo

El partido se juega entre enormes medidas de seguridad. El país del Oeste tiene un sueño mundialista. El país del Este no aspira a nada, pero los duelos entre ambos, no sé sabe porqué, suelen ser muy parejos. Entre vecinos se conocen los secretos. Quede como quede el resultado, lo más probable es que al final del día unos cuantos hayan cruzado la frontera buscando una vida mejor.

El salto que no dio Yulimar

Yulimar Rojas perdió una oportunidad histórica. Ganó el primer campeonato venezolano en un mundial de atletismo adulto. Pudo haber tomado el micrófono después y decirle a la humanidad desde Londres: “Presidente Maduro, la paz no se impone a los trancazos. La constitución de un país debe ser redactada bajo reglas claras y por una muestra lo más amplia posible de esa sociedad. Las políticas económicas que se han aplicado en los últimos 18 años sólo han traído más miseria”. Yo lo hubiera hecho. Ella no lo hizo. ¿Qué hacemos con Yulimar?

Tres preguntas que deja la huida de Neymar

Al momento en que escribo esto (miércoles al mediodía) ya se puede hablar de huida de Neymar del Barcelona pero técnicamente todavía no de fichaje de Neymar por el París Saint Germain. Se supone que vendrá una negociación económica compleja entre ambos clubes y que el Barsa se pondrá agalludo, pero es casi seguro que el PSG al final se baje de la mula, euros más o euros menos.

26-J: de Petare rumbo a La Pastora

Amanecí con la misma sensación de Felipe, el personaje dientón de Mafalda, cuando llegaba el fin de las vacaciones escolares: un paracaidista al que le faltan cinco metros para estrellarse contra la tierra. Compay, el domingo el país se nos termina.

Qué hizo Bolívar para merecer su desgracia

La república lleva su apellido en uno de sus períodos más sombríos y ni siquiera lo dejaron tranquilo en el sepulcro. Aunque es difícil conseguir un erudito que valide una leyenda negra alrededor del Simón de la Santísima Trinidad —apartando a las tres raíces—, la mayoría coincide en sus defectos: ego desproporcionado, apetito por el poder, predilección por las formas monárquicas y una capacidad visionaria más bien limitada

Con la Constituyente, pasarse por el forro la comunidad internacional

Corea del Norte, ¿capital Caracas? La posibilidad de un régimen que después del 30 de julio se aísle del resto del planeta, o al menos de la civilización occidental, es sopesada por los especialistas. ¿Y si fuera posible, después de todo, pasarse por el forro a la comunidad internacional en pleno siglo XXI?

Qué hizo Bolívar para merecer su desgracia

La república lleva su apellido en uno de sus períodos más sombríos y ni siquiera lo dejaron tranquilo en el sepulcro. Aunque es difícil conseguir un erudito que valide una leyenda negra alrededor del Simón de la Santísima Trinidad —apartando a las tres raíces—, la mayoría coincide en sus defectos: ego desproporcionado, apetito por el poder, predilección por las formas monárquicas y una capacidad visionaria más bien limitada

En el Camino de Santiago se oyó un “13 millones”

Me causan cierto desasosiego los domingos de grandes acontecimientos nacionales. Suelo refugiarme en los viernes cómplices y los sábados expectantes que les anteceden. Buscando en qué ocupar la mente un día antes del Sí-Sí-Sí, aunque no soy demasiado creyente, me decidí a participar por primera vez este 15 de julio en el Camino de Santiago.

Garbiñe Muguruza, ganar sin sonrisa

Nacida en Guatire y amante de las lentejas, la tenista llegó tarde a las canchas de las faldas cortas y las ropas ceñidas, donde en cada raquetazo deja la estela de sus siete apellidos vascos, a los que se suma uno criollo pero coleado. Se alzó este sábado con el título de Wimbledon, triunfo que alcanzó sin mostrar efusividad, ondeando la bandera española

Diálogo con Diosdado en una isla desierta

Enemigo mío es una película de ciencia ficción de 1985 que recrea un fenómeno comprobado por las ciencias sociales: dos individuos incompatibles que se ven obligados a intimar en una situación de aislamiento (en este caso, un soldado humano y un extraterrestre reptiliano y hermafrodita o algo así), tarde o temprano, llegarán a algún tiempo de consenso.