<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

"Bam Bam" Jiménez llega a la Academia de Puerto Cabello tras su paso por el Zulia

El mediocampista criollo, Luis "Bam Bam" Jiménez, llegó a la Academia de Puerto Cabello, equipo de la Primera División del fútbol nacional, con el fin de sumar esfuerzos para que la oncena carabobeña pueda alcanzar triunfos en la presente temporada. 

"Bam Bam" Jiménez llega a la Academia de Puerto Cabello tras su paso por el Zulia

A su llegada a la escuadra, «Bam Bam» dijo que tenía la intención en 2018 de demostrar su valía en el campo de juego, luego de las críticas recibidas en años anteriores por el bajo rendimiento que registró, entre ellas la lesión que sufrió en su rodilla.

Manifestó sentirse contento por el recibimiento de la directiva y se mostró asombrado por las instalaciones del club «, porque muy pocos equipos tienen estas cosas, yo veo esta oportunidad como un reto, como una manera de seguir creciendo como jugador de fútbol», según refiere una nota de prensa.

Aseguró además que aportará «el corazón» en la cancha y demostrar que el equipo, a pesar de haber  subido recientemente a la Primera División, hacer que «los respeten» y demostrar en el campo el talento.

Desde el primer partido el técnico Jeremy Nowak le dio la confianza, dándole minutos en el encuentro contra Metropolitanos FC en en el Brígido Iriarte.

El pasado 25 de abril de 2017, «Bam Bam» fue operado de su lesión en los ligamentos cruzados de la rodilla derecha mientras militaba en el Zulia FC.

 

Jugar es algo serio

Una insólita y nostálgica exposición de juguetes antiguos en Roma nos traslada a otros tiempos, enseñándonos cómo esos pequeños objetos, con los que se divirtieron tantas generaciones de niños durante siglos, pueden convertirse en un patrimonio cultural y artístico/artesanal que no hay que descuidar

Regreso a la normalidad en Medellín: el arte de vivir con fe

En Medellín, Colombia, las autoridades se basan en las bajas cifras de contagios, para asegurar que la ciudad está lista para volver a una normalidad vigilada aún con el coronavirus presente. En palabras cristianas: regresar a los centros comerciales, iglesias y bares. Pero en la práctica, el éxito de esta normalización recae en los ciudadanos y lo visto en las primeras semanas no invita al optimismo