<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

10 cosas que aprendes como embajador global de whisky

Luego de una década como embajador global de Glenfiddich alrededor del mundo, Ian Millar revela 10 secretos antes de retirarse del cargo:

10 cosas que aprendes como embajador global de whisky

1.- Las reglas son… que no hay reglas (cuando se trata de whisky). Sin importar donde vaya, le preguntan que cuál es la mejor manera de beber y disfrutar el whisky y la realidad es, que la única manera es tu manera. Pruébalo puro, con una gota de agua, calentando el vaso. Si quieres probarlo con soda, adelante. Disfruta el whisky a tu manera y no dejes que nadie te diga lo contrario.

De todas formas, cuando se viaja se debe estar abierto a preguntarle al bartender cómo lo recomienda, podrías descubrir algo nuevo.

2.- Comparte un trago y tu conocimiento con otras personas, pero realmente eres tú quien aprende. Nadie es un experto. Algunos saben más que otros, pero incluso esos que están en el tope del juego están en continuo aprendizaje.

3.- Dale propina al bartender ¡siempre! No importa el país, si estás en un bar privado en un hotel cinco estrellas en Shanghai o tomando un trago en un bar del centro de Los Ángeles. Un caballero siempre le da una propina adecuada al bartender, en efectivo o le brinda un trago. ¿Por qué no agradecerle a la persona que cuida tu whisky y tu noche?

4.- En la vida, las cosas no siempre se desarrollan de la manera que esperas. Se un caballero de cualquier forma.

5.- Los teléfonos inteligentes tienen un tiempo y un lugar.  No importa dónde vayas, no hay nada como estar completamente en el sitio y en el lugar, mientras compartes con las personas. Darle el 100% de tu atención a alguien es uno de los regalos más preciados que puedes darle a una persona en el mundo de hoy.

6.- Aprende otros idiomas. Aún cuando solo aprendas “hola, un placer conocerte”, cuando estás en otro país conocer algunas palabras no solo es de buena educación, es esencial. Otras frases importantes que puedes aprender es cómo pedir un whisky, y una vez lo hayas logrado, cómo pedir un taxi.

7.- La edad no lo es todo. En la vida, el carácter no proviene simplemente de la edad. No te obsesiones con la edad – dale a los whiskies jóvenes una probada y déjale el juicio a tu paladar. Podrías sorprenderte.

8.- Camaradería. He disfrutado mucho de la camaradería de mis compañeros embajadores. Independientemente del producto o de la empresa, siempre nos hemos llevado muy bien y muchas veces escoges la compañía de quien es percibido como tu mayor competidor.

9.- Manejo del tiempo. No estoy seguro de cuántos nuevos embajadores he entrenado en la destilería en los últimos diez años, pero algo importante que siempre discutimos es cómo mantener un balance saludable entre la vida y el trabajo. Probablemente fallamos en esto más que en cualquier otro objetivo personal. Planificación diaria y manejo del tiempo es crucial para mantenerse sano.

10.- La industria del whisky y las personas en ella son las mejores del mundo. Es un hecho. He trabajado en 13 diferentes destilerías durante los últimos 42 años, y he tenido la fortuna de trabajar con un grupo de gente realmente agradable.

Hay muchos más aprendizajes, por supuesto, pero siento que esos son mejor hablarlos con un trago.