<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

10 tips para desintoxicarse después de carnavales

Cada vez que volvemos de las vacaciones sentimos que tenemos unos kilitos de más o estamos inflamados. Por ello, queremos compartir con ustedes unos consejos para desintoxicarse después de carnaval.

10 tips para desintoxicarse después de carnavales

Empanadas, chocolates, helados, patacones y mucha cerveza,  así se define nuestra dieta de vacaciones. Después de unos días así, es necesario volver a cuidar nuestro cuerpo. Por esta razón y para que logres desintoxicarte, te brindamos los siguientes tips para desinflamar el organismo y desintoxicarse después de carnavales. ¡Anímate a intentarlo!

Prueba jugos verdes.  Ayudan a una mejor digestión, apoyan al hígado mientras que le proporcionan una gran variedad de nutrientes al cuerpo. Puedes incluirlos en las meriendas.

pexels-photo-616833
Consume alimentos naturales. Antes de comer un alimento, tenemos que pensar si nuestros ancestros lo comían, si la respuesta es “no” trata de evitarlo. Mientras más natural sea, mejor lo puede digerir tu intestino, y por ende, menos sensibilidad  e inflamación causará.

Escoge snacks saludables.  Antes de optar por galletas integrales,  light o  incluso galletas “gluten free”,   escoge galletas  “cereal free” que no contengan  cereales y no estén cargadas de azúcar. Te recomendamos gelatina natural,  frutas que proporcionan fibra, vitaminas y minerales.

gelatina lista
También te recomendamos  consumir alimentos que sean precursores de la serotonina,  neurotransmisor de la calma y la felicidad  como, por ejemplo,  dos cuadritos de chocolate negro sin azúcar o un puño de frutos secos que, además, aportan grasas saludables y nos hacen sentir más satisfechos. Recuerda que tu elección dependerá de tus sensibilidades alimentarias propias.

Aumenta el consumo de proteínas. Incluye tus proteínas en las tres comidas: desayuno, almuerzo y cena. ¿Por qué?  Te sacian más, disminuyen la ansiedad y contienen los elementos básicos para la formación de músculos y huesos.

¿Dónde se encuentran? Principalmente en los alimentos de origen animal  (pollo, pescado, pato, carne, huevo, cerdo) y en las leguminosas que son de origen vegetal.

salmon-dish-food-meal-46239
Escoge carbohidratos que te proporcionen fibra, vitaminas y minerales pero no sean inflamatorios. Este grupo incluye frutas, vegetales, tubérculos (yuca/casabe, apio, ocumo, ñame y plátano). Por otra parte, elimina o disminuye el consumo de harinas de cereales y procesadas (pan, pizza, pasta y tortas) ya que se han relacionado con sobrepeso, retención de líquidos, dolores de cabeza, autismo y otras enfermedades autoinmunes.

Endulza de manera natural. Remueve el azúcar blanco y edulcorantes artificiales y reemplázalos por endulzantes naturales que no contengan compuestos químicos que puedan perjudicar la salud y que tampoco tengan los efectos tóxicos del exceso de azúcar blanca. Te recomendamos miel y estevia natural en hojas.

honey-sweet-syrup-organic
Haz ejercicio. Conviértelo como parte de tu rutina; puedes comenzar con una caminata rápida tres veces a la semana entre 30 y 45 minutos.

Posteriormente, incluye ejercicio de pesas para tonificar y aumentar la masa muscular.

Para una piel radiante incluye ceite de oliva para eliminar la resequedad, zanahorias para combatir las arrugas gracias a su contenido de betacarotenos y frutas del bosque, ya que contienen licopenos que proporcionan un brillo saludable de la piel.

Duerme. Para recuperar tus músculos, cerebro, intestino y todas las células de tu cuerpo, está comprobado que el cuerpo necesita de seis a ocho horas de descanso.

pexels-photo-545016
Lleva un menú diario. Anota lo que comes en un día por unas semanas y cómo te sientes (feliz, cansado, con dolor estomacal, dolor de cabeza). De esta forma, sabrás qué alimentos te sientan bien o mal y podrás escoger los mejores para ti.

Todos estos tips ayudan a desintoxicarse después de carnavales y a sentirse bien siempre.