<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

6 razones por las que vale la pena comer arepas cereal free

La arepa ha sido, es y será “el pan nuestro de cada día”. A falta de harina de maíz, han florecido ingeniosas alternativas para seguir disfrutando de este delicioso alimento

6 razones por las que vale la pena comer arepas cereal free

Ejemplo de ella son la arepa fitness, la fibrosa, la batatuda, la light, la sensible, la dulce, la picantosa. Como sea, es bienvenida, ya que se adapta a las condiciones, gustos y preferencias de quien las consume.

Más allá de la situación actual que nos ha llevado a optar por otras alternativas, los beneficios de consumir arepas que no tengan ingredientes provenientes de cereales como el maíz, arroz, avena, cebada y trigo; es decir, preparadas solo con tubérculos, plátano, mezcla de vegetales, etc., son muchísimos y aquí te las presentamos:

* Te puede interesar nuestra selección de recetas sin harina de maíz precocido

1. Evitar los cereales ayuda a reducir la inflamación intestinal:
Los cereales como el maíz, el arroz, la avena, la cebada o el trigo pueden causar daño e inflamación intestinal, incluso si oficialmente no eres sensible o intolerante al gluten. En cambio los tubérculos y el plátano, tienen mejor digestibilidad que los cereales sin causar inflamación intestinal.
2. Se logra mejor aprovechamiento de nutrientes con el plátano y los tubérculos:
Al tener mejor digestión, obtienes una mayor absorción de sus nutrientes. Su consumo en sustitución de las harinas refinadas provenientes de cereales (maíz, arroz, avena, cebada, trigo), resulta en una mayor utilización de sus vitaminas y minerales.
3. El maíz está modificado genéticamente:
Muchas de las harinas de maíz están elaboradas con maíz transgénico, que causa preocupación debido a las posibles amenazas a la salud a largo plazo. La mayoría de los cultivos de tubérculos y plátano producidos en los países de la región, no están genéticamente modificados.
4. El plátano y los tubérculos son versátiles y deliciosos:
Hacer arepitas de tubérculos o plátano es sencillo: solo debes cocerlos hasta que queden ¨al dente¨, rallarlos, agregarles sal y /o tu especie favorita y hacer un puré. Si quieres mejorar consistencia puedes añadir un poquito de harina de esos rubros (harina de yuca, plátano, etc.) y queda excelente. En tiendas más especializadas, podrás conseguir estas harinas, pero cuidado, tampoco te enamores de ellas, recuerda que es mejor lo más natural y menos refinado.
5. Las harinas de cereales engordan más:
En el procesamiento de las harinas se pierden nutrientes y fibra por lo que disminuye su valor nutricional y aumenta su índice glicémico. Alimentos con alto índice glicémico conducen a la inflamación del organismo, disminución del metabolismo y aumento de peso a largo plazo.

6. Los cereales acidifican el organismo:
Cuando continuamente consumes alimentos ácidos y pocos alimentos alcalinos, se produce un desequilibrio que genera un estado propicio para la aparición de enfermedades. Los tubérculos y el plátano tienen a alcalinizar nuestro organismo y con ello beneficiar la salud.

NutriWhite espera que, cuando reaparezca la harina de maíz, consideres todos estos beneficios que acabamos de presentarte. Te recomendamos incluir arepas alternativas en tu alimentación, para que tu día a día esté lleno de alimentos que te generen bienestar y disminuyas la frecuencia de aquellos que te causan inflamación.

Entonces, ¿con qué ingredientes prepararás tus arepas?