<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿A qué sabe Aruba en octubre? a Eat Local

Aruba es una de las islas más felices con las que cuenta el Caribe. Famosa por sus playas, fiestas y compras, ofrece un amplio calendario durante todo el año para satisfacer cualquier cantidad de gustos variados. Durante el mes de octubre, la isla sabe sabroso con su segunda edición de Eat Local Festival donde más de 60 restaurantes se unen para ofrecer propuestas con sabores arubianos

¿A qué sabe Aruba en octubre? a Eat Local

Gracias a la invitación del Departamento de Turismo de Aruba, tuve el placer de compartir junto a otras periodistas, cocineras, blogueras e influencers de otras partes de Latinoamérica como México, Chile, Argentina, Brasil y Colombia para vivir la experiencia que se ofrece en estos locales.

Cocina local

ARUBA EAT LOCAL
Aruba es una isla que está influenciada por Holanda, las mismas islas del Caribe e incluso algo de España. La gran cantidad de restaurantes con los que cuenta abarcan para todos los gustos, antojos y paladares. Carne y pescados variados dominan la propuesta aunque si van para esta temporada, podrán probar el famoso keshi yena, mejor conocido en Venezuela como el queso de bola holandés relleno con guiso de pollo. El curry también está presente en varias cocciones así como el plátano y el arroz blanco que son los acompañantes fieles de casi todas las propuestas arubianas.

 

Aquí comparto varios datos que vale la pena tomar en cuenta para que la experiencia sea completa:
Camas que atrapan
Una de las cosas que considero importante tomar en cuenta a la hora de viajar es saber dónde nos vamos a hospedar. Cada viajero es distinto así como sus prioridades. En mi caso, una cama cómoda y un baño impecable hacen una gran diferencia. Para este viaje, nos recibió el hotel Renaissance Aruba Resort & Casino que forma parte de la cadena Marriott y tiene dos edificios: uno para adultos, que fue donde llegamos y otro para familias donde desayunamos el último día varias propuestas arubianas.

Aquí se preocupan porque cada segundo que estés en el hotel sea una grata experiencia y que cada viaje sea una oportunidad para descubrir algo nuevo. Cuando lleguen a hacer el check in, estén pendientes de probar los dispensadores de aguas saborizadas con trozos de frutas naturales para que el calor no sea un problema.

RENNAISANCE, ARUBA, EAT LOCAL FESTIVAL

La decoración, en su totalidad, es de buen gusto, fresca y en onda con la isla. Los tonos turquesa dominan la línea de diseño y los cuartos son estupendos para hospedarse. Cómodos y con una bonita iluminación natural, provoca quedarse en ellos. Por cierto, hay wifi por lo que pueden mandar fotos a sus amigos para que vean lo bien que la pasan.

Las camas de esta cadena de hoteles merecen aplausos y premios. Se los advierto, si se acuestan, hay pocas probabilidades de que se puedan levantar en los próximos minutos.

aruba, flamingo, eat local, rennaisance

En el área de la piscina del hotel constantemente hay música con dj´s invitados o incluso grupos en vivo que amenizan el ambiente para tomarse unos tragos mientras se decide qué van a hacer. También pueden ir a las dos playas privadas con las que cuenta. La de flamingos es muy linda y pueden tomarse fotos con ellos.
Comer como los arubianos
En los últimos años, una de las tendencias a la hora de viajar es hacer turismo local. Es decir, no solo es comer los sabores del lugar que se visita sino ir a comer, pasear, bailar y comprar donde lo hacen los locales.

Por eso, el Departamento de Turismo de Aruba, como una pequeña muestra de lo que se muestra en esta segunda edición de Eat Local nos llevó a probar las propuestas de los siguientes locales: Windows on Aruba, Papillon, la pastelería y panadería Huchada, El kiosquito Bocaprins, The Restaurant at Tierra del Sol, el brunch en White, y cena en Screaming Eagle, un sitio súper interesante donde se puede comer sobre unas camas y la propuesta es totalmente francesa fusión para finalizar con un desayuno tipo buffet en el hotel Renaissance de familias.

ARUBA, EAT LOCAL, ARUBIAN FOOD

Entre las propuestas que se repiten en varios de estos locales, además del keshi yena, están las salsas elaboradas con curry para acompañar los pescados de las cartas. Entre los contornos fijos está el arroz, el funchi (funche) y el plátano. Para los postres, el quesillo, el coco y una especie de caramelo fantástico son fijos en las cartas de estos menús degustación.
Para seguir la fiesta

ARUBA, EAT LOCAL, ATÚN, PAPILLON
Papillon (mariposa en francés) está ubicado en una de las zonas más cool de la isla donde la oferta de restaurantes es inmensa y amigable para caminar. El atún marinado con salsa creole, el salmón con salsa de camarones y la creme brulee de coco son platos que merecen la pena probarse. Si quiere seguir la fiesta, a 10 pasos está Gusto uno de los bares que se activan en la zona.
Para ver el atardecer
The Restaurant at Tierra del Sol está dentro de un club privado al que puede ingresar sin mucho inconveniente para comer y que es EL LUGAR para ir a ver caer el atardecer. Entre las propuestas del menú degustación Eat Local, los caracoles son imperdibles y el quesillo que preparan junto al brownie son impecables.
Para arreglarse

AREPA, BENEDICTINOS, ARUBA, EAT LOCAL FESTIVAL

El brunch del White Modern Cuisine es de los sitios más chic que visitamos. Esos sitios blancos, dorados e iluminados donde provoca arreglarse fresco y casual para disfrutar. A diferencia de otros brunch, aquí se pide a la carta y la oferta incluye desde huevos benedictinos sobre una arepa frita rellena de queso y jamón (algo con lo que en Caracas todavía no me he topado), pasando por un ceviche, poffertjes muy parecidos a los blinis con compota de cambur y sirop de caramelo, un carpaccio de atún fresco con ensalada de atún, una sopa de res arubiana, pescado creole, carne con papas y vegetales, etc. Y por supuesto, todo armonizado con mimosas. ¡Arréglese, perfúmese y disfrute!
Para revelarse de mamá
Otro sitio particular que llamó la atención es Screaming Eagle, liderado por el chef holandés Erwin Hüsken, quien confiesa adora comer, tiene con una propuesta de cocina boutique francesa fusión, pero que para la ocasión integró sabores autóctonos que le dan un plus a este lugar. Una particularidad del local es que, además de las mesas normales para comer, también puedes pedir una cama y comer sobre ella. Sí, como lo lee, sobre la cama. Por fin puede revelarse del trauma de su madre que le prohibía comer en la cama y una vez más, son súper cómodas.
¿Qué comer y dónde?

BEER, BALASHI, CHILL, CERVEZA, ARUBA, EAT LOCAL FESTIVAL
Para empezar, pida las cervezas arubianas. Balashi y Chill son de la misma casa y ya han ganado premios internacionales. La malta y el lúpulo vienen de Alemania y como dato curioso, el agua con la que la elaboran proviene del mar y es procesada.

Por otra parte, creo que la mejor forma de saber cómo comen los arubianos es yendo a su casa. Afortunadamente, probamos un estofado de carne (carni di baca stoba), acompañado con funchi o funche y un suls que en Coro lo llaman selse coreano y es una especie de ceviche de cerdo que preparó la familia de nuestra querida anfitriona Jasmine Maduro.

Pero si no conocen a ninguno, y quieren acercarse a un sabor más autóctono que no sea en restaurantes, aquí les dejo estos secretos:

HUCHADA, ARUBA, EAT LOCAL FESTIVAL
Desayunos en la panadería y pastelería Huchada. Una mezcla de sabores totalmente internacionales pero que de una u otra forma se fusionaron con la isla: kroket (croquetas fritas de carne sencillas y con picante), mini danish o roles muy estilo holandés, buñuelos tipo profiterol rellenos de atún o de cangrejo, lumpias fritas con vegetales y pollo, hasta arepas rellenas de queso forman solo una parte de la amplia oferta que tiene este lugar. Jugos de tamarindo, guayaba y hasta guanábana frescos se consiguen aquí.

ARUBA, EAT LOCAL

Para comer costillas de cerdo o pollo a la parrilla o como lo llaman ellos un “bbq” con ensalada rallada y maíz, sigan a Robert´s Smoke Pit. Sus costillares son deliciosos y la carne super jugosa y tierna. Se presenta en festivales y también trabaja como catering.
Para después de la fiesta

ARUBA, EAT LOCAL, JOHNNY CAKE

El día que desayunábamos en el Renaissance para familias, nos contaban que después de la fiesta, los arubianos se van a un carrito de comida llamado Saco di Felipe en Sanicolas donde se piden los Johnny cakes: unos pancitos de harina de trigo fritos que van acompañados en una cajita de cartón con pollo, plátanos y papa para que la gente calme los efectos del alcohol. El Johnny cake que probé de desayuno estaba relleno de un guiso muy parecido al cazón que me recordó a las domplinas de El Callao.
Entre Street art y pinceladas

Aruba_15_Foto_Ligia_Velasquez_BIENMESABE

Otra parte interesante de nuestra visita fue el paseo por Sanicolas donde apreciamos las paredes intervenidas al mejor estilo de Wynwood District en Miami donde se pueden sacar cualquier cantidad de fotos geniales.

También puede irse a la orilla del mar con Vanessa Paulina quien con muy buena vibra, le enserará que pintar sea otra forma de conectarse con el Caribe.

Para bajar la comida

Aruba_6_Foto_Ligia_Velasquez_BIENMESABE
La isla de Aruba cuenta con la cueva Fontein y el parque nacional Arikok que abarca el 20% del territorio y está lleno de diversas plantas, animales, mucho cuarzo y donde en un momento determinado se llegó a extraer bastante oro. Plantas como el agave cocuy, semeruco entre otros, se mezclan con los cactús que dominan la vegetación.
Caminar y ver el mar forman parte ideal para quienes quieran hacer un poco de ejercicio en la montaña.

Hay mucho que hacer en Aruba más allá de ir a la playa o de compras. Si en durante el mes de octubre están por allá, conéctense con la isla a través de sus sabores con el Eat Local Festival y ¡Bon bini!

 Agradecimientos:

  • Departamento de Turismo de Aruba
  • Johana Santiago
  • Jasmine Maduro y familia
  • Hotel Rennaisance Aruba