A todos los cocineros que hacen país con sus cocciones

Hoy celebramos el Día internacional del chef y como foodie, comensal y sobre todo periodista, más que felicitarlos, quiero dar las gracias a todos los cocineros, muy en especial de Venezuela, por la labor que día a día desempeñan

A todos los cocineros que hacen país con sus cocciones

Cocinar no es solo ponerse una filipina y saber cortar. Cocinar es cautivar, encantar y reconfortar el corazón a través del sabor. Es un acto de amor y, si uno no está enamorado de lo que hace, eso se siente desde que nos llevamos el primer bocado a la boca. Siempre me ha frustrado salir de un restaurante y no recordar lo que acabo de comer.

Ser chef implica una gran responsabilidad basada en la mística por realizar un buen trabajo donde se genera un registro en los sabores que se propone por medio del equipo de cocina que lidera esta figura. Algunos disfrutan los gritos y a veces el maltrato. Sin embargo, afortunadamente las cosas han evolucionado y muchos cocineros han entendido que para hacer cumplir las normas, el respeto se obtiene a través del ejemplo, las buenas prácticas y el estímulo de un equipo.

Ser chef particularmente en Venezuela no es fácil. Enfrentarse con la realidad de conseguir productos de calidad, ofrecer cosas sabrosas sin acabar con el bolsillo del comensal ni con su estómago y además ser psicólogo del equipo, requiere de mucha paciencia e inteligencia emocional y, me complace decir que eso, en muchas cocinas del país sucede.

Poder viajar al extranjero y siempre volver con la satisfacción de que aquí todavía hay sitios donde se come divino, incluso más que afuera, me dice que el querer hacer las cosas bien se refleja en lo que pruebo en cada rincón y que muchos todavía tienen razones de sobra para quedarse aquí para enamorar a través del sabor.

El orgullo por lo nuestro, el darnos la oportunidad de probar las recetas propias y la curiosidad por incursionar en cosas nuevas habla bien de lo que aquí sucede. Sí, a pesar de los pesares, nos mantenemos en la vanguardia, nos pulimos y cada día avanzamos más en las nuevas propuestas culinarias.

Por eso, una vez más, gracias, gracias, gracias a todos los chefs que lo quieren hacer posible

¡Que siga el festín!