<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Aduriz cocina los nexos entre Latinoamérica y País Vasco

La relación gastronómica que establecieron con Latinoamérica los vascos que emigraron al nuevo continente centrará la propuesta culinaria de TOPA Sukaldería, el restaurante que Andoni Luis Aduriz, con dos estrellas Michelin en Mugaritz (Rentería, Guipúzcoa), abrirá en San Sebastián el año próximo

Aduriz cocina los nexos entre Latinoamérica y País Vasco

«Como consecuencia de los pastores y marineros que emigraban a ‘hacer las Américas’, hoy en día existen variaciones de más de 15.000 apellidos vascos en países como Venezuela, Argentina o Chile, y ante esa realidad, no hay como homenajear a tantas personas que han tendido el puente entre nuestras culturas», adelantó el chef vasco.
La de TOPA Sukaldería, que abrirá «en febrero o marzo de 2016» en el barrio Gros de Donostia, será una cocina «atrevida que celebre la unión de varias culturas», con platos que «recuerden a los que se quedaron allá y a los que volvieron, a los que tienen familia a los dos lados del charco pero siguen manteniendo su identidad y la transmiten a los demás», ha anunciado el cocinero.
Se trata del primer proyecto hostelero que impulsa Aduriz al margen de Mugaritz, con dos estrellas Michelin y el sexto mejor del mundo en el ránking The 50 Best, aunque en abril de 2016 tiene previsto abrir en Abu Dabi un restaurante «de cocina mediterránea con una gran apuesta por la coctelería».
El concepto de TOPA Sukaldería, que Aduriz considera «exportable» a otras ciudades por su formato «de cocina sencilla y ambiente divertido e informal, donde pasarlo bien y compartir», surge a raíz de los múltiples viajes del cocinero a países latinoamericanos como parte de su trabajo de investigación para Mugaritz.
«Empecé a explorar los vínculos que ha tenido el pueblo vasco con el continente americano y, en esa relación, encontré una oportunidad de contar historias que son comunes a muchas familias vascas», detalla.
El nombre avanza lo que el comensal encontrará en los platos, ya que «topa» significa en guaraní «encontrar, descubrir, chocarse con lo verdadero y sorprenderse», «lo mismo que en euskera ‘topatzea’ y algo muy parecido en castellano».
«Y Sukaldería (que remite a cocina) es el espacio que todos los que vayan a ver y probar su comida, harán de este nuevo lugar», apunta quien está considerado uno de los referentes de la vanguardia gastronómica mundial.
En un tono «desenfadado y sencillo», el nuevo restaurante tendrá «un horario amplio con la idea de poder albergar varios ambientes dependiendo del momento, para que se pueda ir a comer, a tomar algo o a celebrar con amigos», añade.

]]>