Alejandro Toro embiste en Master Chef

Toro es tauro. Con 27 años cumplidos el siete de mayo, este locutor venezolano radicado desde hace un tiempo en EEUU, aplicó para Master Chef y clasificó como participante. Nada mejor que poder seguir a un compatriota en un concurso con reconocimiento mundial y que le ponga sabor a nuestro país

Alejandro Toro embiste en Master Chef

Este venezolano se ha posicionado como locutor en español tanto en Miami como en Los Ángeles y no tiene intenciones de abandonarla. De hecho, pretende seguir aprendiendo y creciendo como profesional de esta área. También hace fotografía que define como su terapia. Viajar a lugares en los que se pueda desconectar de la congestión de la ciudad y distraerse tomándole fotos a los pájaros, las olas, los árboles son la razón por la que trabaja.

La cocina es una acción que definitivamente la va a incluir en sus planes y comenta que ha trabajado la mayor parte de su vida en restaurantes por lo que entiende la dedicación que requieren aunque no tiene intenciones de  asumir esa responsabilidad en este momento. Sueña con poder integrar todas sus pasiones en un solo proyecto y poder desarrollar un programa en el que pueda viajar, cocinar y narrar sus experiencias.

Siempre estuvo interesado en la cocina y justo en el momento en que encontró la audición, pasaba por una etapa de cocinar mucho y descubrir nuevas recetas.

alejandro toro, master chef

“Pero nunca imaginé que participaría en un show de cocina, mucho menos el más visto en el mundo. La audición la encontré en una lista de clasificados en Internet. Apliqué y obtuve mi primera entrevista donde junto a más de 400 personas mostré un plato de comida que me permitió avanzar a la siguiente ronda, y así fue sucesivamente por unas cuatro o cinco audiciones más antes de poder llegar a los 80 seleccionados a escala nacional. Fueron más de 15.000 personas quienes audicionaron. Luego seguimos compitiendo hasta que nos redujeron a los 40 que vieron en el primer y segundo episodio. Fue un proceso largo, de algunos meses”, comparte.

Para llegar a participar en el show tuvo que preparar muchos platos. Para la primera audición hizo un mofongo de champiñones en honor a su padre que es puertorriqueño. También ha preparado “La hamburguesa con todo” que le brindó la oportunidad de pertenecer a los “top 20”. Luego, ante el reto presentado por la leyenda culinaria Wolfgang Puck de cocinar un plato de comida que le hiciera honor a la papa, preparó una tortilla española como las que hacía su nana, María Elena. Finalmente tuvo que cocinar la réplica de un plato que les presentó Gordon Ramsay, un plato de tres estrellas Michelin. Con respecto a lo que cocinará en los próximos episodios en el show, solo hay una manera de saberlo: ¡Síganlo y apóyenlo!

Para Alejandro, el tema de no tener una formación previa en cocina no ha sido un problema. Aclara que sí ha sido una desventaja pero también una gran oportunidad para mejorar y aprender de todos los otros concursantes que tienen más experiencia. Estar en este programa lo ha enseñado que cuenta con el apoyo infinito de muchas personas que creen en él, que puede lograr absolutamente todo lo que se propone y que nada es imposible, no importa que tan difícil o descabellado pueda sonar.

Si bien hay participantes de diversas nacionalidades, uno se pregunta si podría haber algún plato que represente a los latinos a lo que Alejandro contesta que a su parecer es imposible poder representar a toda la comunidad latina en un solo plato ya que entre nuestros países existe una gran diversidad culinaria. Pero comparte que si tuviera que representar a Puerto Rico, lo haría con un mofongo, y a Venezuela probablemente con una arepa de asado negro con queso blanco y aguacate.

Alejandro_Toro_Master_Chef_Bienmesabe_2

Cuando se le pregunta sobre el chef Gordon Ramsey revela: “Excelente. Gordon Ramsay es un ejemplo a seguir. Un gran chef, buen sentido del humor y excelente empresario. Es más alto en persona de lo que parece en televisión y tiene mucha presencia. La experiencia de trabajar con él fue una oportunidad de aprendizaje, no se impresiona con nada que realmente no lo amerite lo cual nos hizo trabajar aun más fuerte para verdaderamente merecernos el puesto en la cocina de Master Chef”.

El mayor aprendizaje

Si bien estar con personas de otras nacionalidades, otra formación profesional y mucha adrenalina enseña bastante, Toro cuenta cuál ha sido su mayor aprendizaje en esta aventura culinaria: “Que en el show, como en la vida, a veces estamos llenos de miedos, presión y frustración y cuando es así, debemos detenernos, respirar, agradecer por estar en la situación en la que estamos, sonreír y seguir adelante. Todo en esta vida es positivo, de alguna manera u otra”.

alejandro toro, master chef

¿A qué sabe Venezuela?

Por supuesto, cuando se tiene tanto tiempo fuera de la patria, da curiosidad saber qué persiste en la memoria gustativa de los venezolanos. Cuando se le pregunta a Alejandro que a qué sabe Venezuela responde: “A mi me sabe a una arepita quemaíta, con mantequilla, queso rallado, aguacate y tajadas y una malta bien fría. Por la distancia y la nostalgia he tenido que recrear todos estos sabores que me hacen viajar y me sigue sabiendo como siempre, a casa”.

También recuerda a su nana Maria Elena y está difícil decir que solo hay un plato que recuerde o extrañe. Por ello, prefiere mencionar varios como su pie de limón, el arroz con pollo y el asado negro.

Coordenadas para apoyar al talento venezolano en Master Chef: