Caracas celebra sus 451 años con helados de grandes cacaos

Fragolate presentó los sabores de helados de edición limitada que lanzó sólo para homenajear a la ciudad en sus 451 años

Todos queremos regalarle algo a Caracas cada vez que cumple años. La mayoría le regala deseos. Pero hay algunos magos que logran darles obsequios tangibles.

Entre ellos están los hermanos Ramón y Pedro Dahdah quienes, desde su heladería artesanal Fragolate y como obsequio a la ciudad, siempre presentan sabores de edición especial el día de Caracas. Así, en otros años han hecho helados de chocolates Franceschi, o de sabores como merengón de níspero, sumándolos por unos días a su menú cotidiano con propuestas como chicha caraqueña, bienmesabe o torta bejarana.

Este año, el regalo de Fragolate para la capital tuvo intenso sabor a chocolate venezolano. Presentaron 3 sorbetes de la colección Grandes Cacaos que, a pesar de no tener leche, son muy untuosos. Dos de ellos fueron elaborados con las tabletas Doña Petra y Chuao de la marca Herencia Divina, que dirige el chef chocolatero Miguel Rodríguez, y uno con un cacao proveniente de Parguaza, una población en plena selva venezolana y que trajo Lucy Quero, de Sabores Amazónicos. Estos son los tres sabores:

Doña Petra

helado doña petra fragolate

Doña Petra existe y tiene 92 años, casi 93. Su nombre completo es Petra Galarraga y toda su vida se ha dedicado a cultivar y secar cacao, en San José de Barlovento. El negocio, ahora, lo traspasó a su hijo Luis Brito. Es toda una institución en el estado Miranda, tanto que ha sido nombrada Patrimonio Cultural Viviente de la región. Y, además, fue una de las primeras personas que apoyó a Miguel Rodríguez en sus inicios como chocolatero.

Así que Doña Petra también se llama una de las primeras tabletas de Herencia Divina. A la formulación de este chocolate, Miguel dedicó particular cariño y siente por él mucho orgullo, según confiesa. Se trata de un chocolate muy aromático, donde es fácil percibir la competencia de especias como clavo, canela o pimienta guayabita, tanto en su aroma como en el paladar, debido al proceso de infloración al que fue sometido. Esto mismo se ha trasladado al helado Doña Petra, que Fragolate formuló para el aniversario de Caracas, inspirados en aquellas pelotas de cacao especiadas que el dulcero Natividad vendía en las calles de la Caracas colonial.

«Este cacao se preserva por dos meses en un envase sellado, junto con las especies. Esto hace que capture todas las propiedades organolépticas de ellas. Su creación la hicimos con la misma Doña Petra, quien iba percibiendo los aromas hasta que dijo ´yo lo dejaría allí’. Entonces, hicimos el chocolate», cuenta Miguel.

Esta tableta de Herencia Divina ganò medalla de plata en los Chocolate International Award 2017, que son los premios más prestigiosos del sector, por su intensidad aromática, poco lograda en un chocolate.

En el caso del nuevo sabor de Fragolate, todas estas fragancias y sabores se sienten perfectamente definidos en el sorbete. Es muy untuoso al paladar, a pesar que no lleva leche. Y su color es marrón profundo, como el cacao, la canela y los clavitos.

herencia divina

(Foto: Cortesía de Gustavo Aristeguieta)

Chuao

En este caso, saborear este helado es como comerse la tableta de chocolate Chuao directamente, con sus características únicas, sólo que fría y cremosa. Es quizás el más intenso de los 3 sabores Caracas 2018 que Fragolate presentó hoy 25 de julio.

El vocablo «Chuao» pone en alerta a cualquier chocolatero, del país que sea. El cacao de esa costa aragüeña es famoso en el mundo entero, entre quienes saben aunque sea un poquito del tema. Su reconocimiento se debe a las propiedades aromáticas que lo distinguen, sobre todo a ese toque cítrico del que no se pueden despojar, hagan lo que hagan sus cultivadores.

Pues todo eso se siente en el helado Chuao 2018 que los hermanos Dahdah crearon junto con Miguel Rodríguez.

Cuenta Pedro Dahdah que, para crearlo, realizaron dos pruebas. Al maestro heladero la primera de ellas, que se hizo con la torta de chocolate Chuao puro, le pareció «perfecta» pero fue reprobada por el maestro chocolatero, quien trajo la tableta, hecha con ese mismo cacao al 67%. Los sabores reposados en la manteca de cacao le dieron al sorbete otro nivel sensorial.

El helado Chuao, al igual que el chocolate, deja percibir notas cítricas, de castaña, de mango pintón y, al final, un retrogusto de melaza tostada muy persistente.

En la composición de este helado arrasa la tableta de chocolate Chuao de Herencia Divina. Entre 60 y 70% del helado es puro chocolate, Sólo se le añade muy poca azúcar y el agua necesaria para poder transformarlo en sorbete. La idea es preservar al máximo las cualidades sensoriales del cacao de origen.

Parguaza

helado de fragolate parguaza

Pocos venezolanos han escuchado hablar de Parguaza, una pequeña población en medio de la selva, a orillas del Orinoco, entre Amazonas y Bolìvar. En ese helado, como en el chocolate, se siente la Amazonía.

Sus notas organolépticas son claramente distintas a las de otros chocolates. Así como en Chuao se percibe la fruta, en Parguaza se impone el follaje, la tierra húmeda, sabores muy particulares que pueden sentirse en un vino tinto de reserva, por ejemplo, pero que son raros en un cacao. El de Parguaza los tiene, más una interesante nota de café, que aporta el grano en forma natural.

Coordenadas

Para comprar. Se pueden adquirir desde hoy, que es el aniversario de Caracas, sólo a través del servicio de delivery, motivado a que son productos premium, con un costo superior al resto de los helados. Se pueden solicitar por www.fragolateshelados.com o por el teléfono 0212.325.27.29