Carmen López de Bastidas cumple 30 años como maestra ronera

Carmen López de Bastidas es la primera maestra ronera de Venezuela y cumple 30 años siendo la mezcladora de oro de Ron Carúpano

Carmen López de Bastidas es la mezcladora de la Destilería Carúpano. Es la primera y única maestra ronera certificada en Venezuela y una de las cuatro maestras roneras del mundo.

Con dedicación y entrega, acaba de cumplir 30 años desarrollando y trabajando los perfiles de la línea de productos de Ron Carúpano.

Son años de entrega, adiestrando el olfato y las papilas para crear el juego idóneo bajo un legado de mucho trabajo. Ha elevado el nombre de Venezuela y de Ron Carúpano en todo el mundo.

Es la madre de todos los rones y su labor se ha convertido en líneas llenas de aprendizaje.

“La creatividad, el amor, la pasión y el nivel de responsabilidad que le ponemos al oficio de hacer Ron en Venezuela hacen la diferencia” enfatizó la maestra ronera.

Reconocimiento en la industria

La maestra ronera es especialista al seleccionar los alcoholes de carácter superior y, también, el agua especializada de los manantiales propios de la Destilería Carúpano.  Así, los dos elementos de calidad, alcohol y agua, contribuyen de manera fundamental con el rasgo distintivo de los rones que ella ha diseñado.

“El alcohol de caña, el agua, la madera, el ingenio de hacer las mezclas correctas y el tiempo hacen el ron de Carúpano”, afirma Carmen.

La madera de las barricas de roble blanco americano se utilizan para añejar. El prolongado tiempo de envejecimiento de los destilados de caña, aportan un gran porcentaje de sabor y personalidad a los rones. incrementando su complejidad, fragancia, color y delicadeza.

 “El alcohol de caña, el agua, la madera, el ingenio de hacer las mezclas correctas y el tiempo hacen al ron de Carúpano”, afirma Carmen.

En conclusión, el compromiso de Carmen López de Bastidas, ha sido equilibrar la experiencia artesanal acumulada de muchos años. Además del conocimiento de las actuales técnicas de análisis sensorial, que garantizan el resultado final de los rones de Carúpano.