<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Así somos, con gusto

No es un ave, es perico

Monarca del desayuno criollo. Se conforma por una fórmula simple y poderosa de tres ingredientes: huevo, tomate y cebolla. Presente en todas las mesas venezolanas sin importar clase social, credo o ancestros extranjeros No es un pájaro, ni una persona que habla hasta por los codos. Mucho menos una sustancia alucinógena. Se trata de un revoltillo de huevos, cebolla y tomate que forma parte de los desayunos de la mesa criolla. El perico es receta simple, austera en ingredientes, fácil de ejecutar y que se ha adaptado a los gustos de las cocinas regionales.

Del &quot;fish &amp; chips&quot; al &quot;pescaíto frito&quot;

En el mundo dominado por la cultura anglosajona, cuando se habla de pescado frito se suele pensar en el muy británico "fish & chips", popular en las Islas a partir del XIX, mencionado por el mismísimo Dickens y que es una fritura que a un español le dice poco, y a un andaluz, especialmente si es malagueño o gaditano, le dice menos todavía

Batata: nombre bueno, nombre malo

Poco podía imaginar Colón cuando la incluyó entre los productos nuevos y curiosos que llevó a España al regreso de su primer viaje, en 1493, la confusión a la que daría origen, con el tiempo, un tubérculo hallado en Haití conocido con el nombre de batata, voz procedente del taíno

El Cachito: Amo y señor del desayuno

Basta con observar la barra de cualquier panadería entre las 7 y las 10 de la mañana, para apreciar quién manda en el desayuno. De masa suave, cubierta ligeramente crujiente y dulce, relleno generoso que ha evolucionado de sobrantes de jamón hasta queso tipo paisa o crema, de forma recta y entorchada, se trata del famoso y tan popular “cachito”Su gusto está por encima de la moda y el boom gastronómico. A nadie le interesa su procedencia o qué clase social lo consume más, si hay un plato venezolano además de las arepas y las empanadas que se consume a diario por su sabor y bajo costo, sin importar el nivel económico, de educación o credo religioso. Simplemente, es sabroso, a todos les gusta y se puede adquirir desde los lugares más humildes hasta las pastelerías más finas y encumbradas.

Dulce de Cabello de Ángel

Hebras almibaradas de destellos dorados brillan a trasluz, evocando una imagen celestial que le da su nombre. El dulce de cabello de ángel no es un protagonista de la mesa navideña criolla, pero forma parte de ella, esos brillos angelicales se ven opacados por el dulce de lechosa y la torta negraSin embargo, cuando se pregunta de manera informal sobre los platillos típicos de la mesa decembrina criolla, siempre se mencionará su nombre. Se hace a partir de un tipo de auyama, zapallo o calabaza confitera, que consiste en un “vegetal de color blanco cuyo interior se presenta en forma de madeja enredada”(1), que raya casi en lo desabrido al punto que necesita de la presencia de la piña y el azúcar para obtener el sabor.

Venezolanísimo pasticho

 Para el resto del planeta se trata de lasaña, pero sólo en Venezuela se le dice pasticho. Platillo que al tocar costas criollas sufrió cambio de nombre, adaptándose al gusto local sin perder su esencia. Se trata del manjar italo-venezolano por excelencia

Ensalada de gallina: contorno fijo en la mesa decembrina

De presencia discreta, la ensalada de gallina sabe ocupar su puesto en un menú lleno de gigantes: la hallaca, el pernil y el pan de jamón. Nunca pasa inadvertida, al punto que su ausencia hace que los comensales la reclamen a gritos. No hay mesa de pascua sin ella. Sin embargo, son escasos los registros de la receta. Se coló sin mucha bulla en nuestras preferencias. Cualquier venezolano lista sin dificultad sus ingredientes con escaso margen de equivocación