<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Así somos, con gusto

El Rey ya tiene su Gran Tenedor de Oro

La Academia Venezolana de Gastronomía otorgó sus premios anuales, reconociendo con el Gran Tenedor de Oro a Chocolates El Rey. Otros premios fueron para Fragolate, el chef Nelson Castro, el libro Soy Panadero y las marcas Bufalinda, La Huerta y Ponche Crema.

Dacao: Un cacao con sabor a Cuyagua

La nueva marca de chocolate artesanal Dacao, elabora barras tree to bar con cacao de las costas aragüeñas Cata, Ocumare y Cuyagua. Pronto sumarán cepas zulianas del Sur del Lago. El cacao lo tuestan, refinan y funden en su laboratorio de Caracas

El verdadero cocuy defiende su identidad

El tradicional destilado de Lara y Falcón tiene características que lo hacen auténtico. En los últimos años, por descontroles y falta de supervisión, se está llamando cocuy a licores peligrosos para la salud. Productores larenses destacan las cualidades del verdadero cocuy. 

Sin discusión: La arepa rellena es venezolana

Tanto venezolanos como colombianos son hijos del maíz y, por tanto, de la arepa. La gran diferencia es que la venezolana tiene sabrosos rellenos y esa evolución gastronómica es la que la ha internacionalizado. Con motivo del día mundial de la arepa, recordamos cuándo los venezolanos comenzamos a rellenarla. Mientras que en Venezuela la arepa tienen nombres propios que se dan por su relleno, como la reina pepeada, la pabellón, la dominó, la catira o la pelúa, entre otros, en Colombia, la arepa se come sola, si acaso con un poco de mantequilla o queso por encima. En una arepera venezolana, cualquier comensal dice cómo quiere su arepa con frases como "una con queso guayanés", "una de pernil" o "una reina". Si desea comerse la arepa sola tiene que especificarlo o pedir una "viuda" que es como se conoce a la arepa sin nada. En Colombia, a las arepas venezolanas las llaman "arepas con todo".

Almibarte eleva la dulcería criolla con frutos amazónicos

La propuesta de Almibarte es única en Venezuela: polvorosas de topocho, galletas sablé de mapuey, galletas craqueladas de chocoazú, bocadillos de arazá y túpiro y galletas tipo Newton con harina de topocho y relleno de jalea de copoazú. Pero el postre estrella es el amazú, un ponqué con harina de yuca, chocoazú, merey y suspiros atomizados con fragancia de sarrapia. Para lograrlo, Antonella Di Russo hizo 19 pruebas.