Lecturas sabrosas

El ayuno de Semana Santa hizo más creativa la dulcería

La práctica del ayuno y la abstinencia en la cuaresma es tan antigua como la propia Iglesia. El ayuno consiste en hacer una sola comida fuerte al día (con desayuno y cena suave o líquida, una "frugal colación") y la abstinencia consiste en no comer carne. Esto potenció la imaginación de cocineros, pasteleros y amas de casa a ofrecer otro tipo de platos con alimentos que sí podían comer 

El dulce sabor del Día de Muertos

Entre coloridos papeles picados, flores de cempasúchil, velas, fotografías de difuntos y ofrendas, el Día de Muertos se cuela un sencillo y delicioso platillo capaz de tentar a cualquier espíritu para regresar a su hogar y visitar a los suyos