<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Chocolate rosa es la más reciente innovación de Barry Callebaut

Pocas personas conocen el secreto de su fabricación, guardado en una caja fuerte: el nuevo chocolate rosa de Barry Callebaut, obtenido sin añadidos de frutas, aromas, ni colorantes, es una verdadera novedad en el sector

Chocolate rosa es la más reciente innovación de Barry Callebaut

Barry Callebaut tiene grandes ambiciones para este nuevo chocolate, que espera tenga éxito tanto en el sector de los dulces, como en el de los helados o el de la repostería.

«Se habla siempre del chocolate negro, con leche o blanco, entonces está bien poder hablar de algo nuevo» se entusiasma Sylvie Douce, fundadora del Salón del chocolate, que se declaró «seducida» tras haber probado el chocolate rosa.

Para probar la reacción de los consumidores, se han hecho varios estudios de mercado en Japón, donde los amantes del chocolate son muy proclives a los nuevos sabores, en China –donde el chocolate es aún un producto nuevo pero con gran potencial–, en Reino Unido, donde los consumidores son muy aficionados a las innovaciones, y en Estados Unidos, el mayor mercado mundial del chocolate, pero donde su consumo está declinando.Quienes lo han probado coinciden es describir su sabor como  «muy natural y con tono afrutado».

Chocolate Rosa Barry  Callebaut

«Como el consumo se estanca en Europa occidental y en América del Norte, los fabricantes buscan cada vez más nuevas variedades para mantener el interés de los consumidores» explica Raphael Moreau, analista de Euromonitor, que subraya que actualmente los consumidores tienden a privilegiar los chocolates de gama más alta.

La historia del cacao rosado

Uno de los expertos en chocolate de Barry Callebaut, líder mundial del cacao, trabajaba en su laboratorio de Louviers, en Francia, «cuando uno de sus experimentos se convirtió en algo inesperado», cuenta Bas Smit, uno de sus directores de marketing, durante una entrevista con la AFP, en la que mantiene sin embargo todo el misterio del proceso.

Cacao Rubí  Barry  Callebaut

Este descubrimiento dio paso a 13 años de investigación entre las fábricas del grupo en Francia y en Bélgica, para comprender cómo explotar las propiedades del grano rubí, y luego llevar a cabo un proceso de fabricación.

Llamado «Rubí», aludiendo al grano del mismo nombre, este nuevo chocolate puede convertirse en la cuarta categoría, junto a los chocolates negro, con leche y blanco, según espera este grupo con sede en Zurich (Suiza).

El chocolate ya fue lanzado con gran pompa en Shanghai, pero Barry Callebaut se muestra muy discreto sobre el proceso de fabricación.

«El proceso es tan complejo que no creemos que nuestros competidores conseguirán encontrarlo» afirma Bas Smit.

El secreto de la fabricación está guardado en una caja fuerte, con la lista completa de las raras personas que lo conocen íntegramente.

La empresa  suministra chocolate a los gigantes del sector agroalimentario y de la repostería, pero no vende directamente a los consumidores, aunque ya se ha puesto en contacto con varias marcas.

«Hay que contar entre 6 y 18 meses antes de que un producto llegue al mercado», advierte Bas Smit, por lo que tendremos que llenarnos de paciencia para poder saborear esta nueva variedad digna de una princesa