Comprobado: El cacao devuelve el sentido del gusto a quienes lo perdieron

De la mano de neurólogos y del cocinero Jordi Roca, surge una interesante iniciativa que tiene como protagonista al sentido del gusto y la fruta del cacao

El cacao puede lograr que vuelvas a sentir apetito a través de la activación de la neurona responsable del gusto.

Gracias a un proyecto de investigación, impulsado por el banco español BBVA y el afamado restaurante Celler Can Roca, con la colaboración de la Sociedad Española de Neurología (SEN), se ha descubierto que mediante la estimulación sensorial a través de la ingesta del cacao, es posible «recuperar» el sentido del gusto.

Ya eran muchos los beneficios para la salud que conocíamos del cacao y ahora, partiendo de uno de los productos más evocadores de la gastronomía como lo es este delicioso fruto, siete pacientes ahora pueden experimentar la sensación de degustar otra vez el chocolate. Mira el video:

«Con seguridad sabemos que los pacientes han sentido el chocolate diseñado para ellos y un porcentaje importante ha tenido la sensación de degustarlo otra vez», precisó el neurólogo Jesús Porta-Estessam, portavoz de la SEN.

El neurólogo insistió en que haciendo un patrón individualizado del sentido del gusto, del sabor, del tacto, se puede lograr que muchas personas puedan recuperar algo de los sabores que tenían antes.

El sentido del gusto y del olfato constituyen lo que se conoce como sabor. «El gusto sería como la estructura del edificio y el olfato como el ornamento que hay alrededor, el que capta los aromas y nos ayuda a distinguir, por ejemplo, entre un vino y otro», explicó Porta-Etessam.

Las pérdidas más habituales de olfato se producen por cuadros infecciosos o por traumatismos en la cabeza. En el caso del gusto por tratamientos como la quimioterapia u otros medicamentos y por déficit de vitaminas.

Así, con los test clínicos del proyecto se puede dibujar el perfil de una persona concreta y hacerle unas recomendaciones culinarias que le pueden ayudar.

Algo que, según este experto, sería «especialmente importante» en pacientes oncológicos que puedan llegar a la desnutrición al negarse a comer porque los alimentos no les saben bien.

 

chocolate

La idea surgió tras un encuentro entre el chef Jordi Roca y su amigo Oriol Blanes, en el que este le dijo que había perdido el sentido del olfato y del gusto.

«Cuando Oriol me contó lo que le pasaba empaticé mucho con él y empecé a pensar si podía aportar algo» a este problema que, de manera parcial o total, afecta a casi 20 % de la población.

Pero también se han utilizado otros sentidos como la vista o el tacto, además de los recuerdos que los pacientes tenían del chocolate, lo que este alimento les evocaba.

Añadiendo estos «ingredientes» al cacao, el equipo de Jordi Roca elaboró un postre individualizado para cada uno de los pacientes.

jordi roca

«Pero entre el genio del doctor Porta y el genio de Jordi alcanzando otros sentidos más allá del gusto, mis emociones personales, mis emociones visuales, lograron hacer un coctel que, por alguna razón el chocolate me supo a chocolate. Fue algo espectacular, no se me saltaron las lágrimas porque era demasiado», relató Paloma.

El neurólogo indicó que el cacao era el mejor elemento para esta investigación «porque es absolutamente individualizable» y permite hacer «un traje a medida de cada persona».