<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

@DavidFit: Estar sentados es el nuevo fumar

¿Te la pasas sentado la mayoría del tiempo? ¿Tienes dolores de espalda? ¿Te duele la cadera? Quizás esto te puede ayudar.

@DavidFit: Estar sentados es el nuevo fumar

Con tanta información de lo que hay que hacer, y lo que no, hoy te queremos hablar sobre algo de suma importancia para tu salud, que puede ayudar significativamente a tu bienestar y sobre todo a tu longevidad: Estar sentados es el nuevo fumar.

La importancia de no estar sentados mucho tiempo

Estar sentados es considerado en muchos países un problema de salud pública, así como ocurrió con el cigarrillo en un pasado.

Como lo dice el Dr. James Levine de la Cínica Mayo, autor del libro “Get Up -Why your chair is killing you and what you can do about it”:

Estar sentado dos horas continuas, incrementa los riesgos de ataque al corazón, diabetes, cáncer, espalda y otros problemas ortopédicos. Además de elevar las probabilidades de problemas mentales, depresión y ansiedad.

Los seres humanos estamos diseñados para estar de pie, nuestro corazón y sistema cardiovascular funcionan mejor. Nuestro intestino, colon y sistema digestivo trabaja mejor y eficientemente.

Al estar demasiado tiempo sentados desactivamos la cadena muscular posterior, con ello debilitamos los glúteos que son muy importantes a la hora de caminar y mantenernos de pie.

Esta debilidad nos puede acarrear lesiones por caídas o por actividad física.

«Mantenernos en movimiento ayuda a digerir las grasas y los azúcares que consumimos»

En cambio, mantenernos sentados por mucho tiempo, entorpece a nuestro cuerpo poder manejar eficientemente la ingesta de estos, aumentando la resistencia a la insulina e incrementando la posibilidad de sufrir diabetes.

Nuestras caderas y espalda no están diseñadas para estar sentados por periodos de tiempo prolongados.

Una de las consecuencias es el acortamiento de los flexores de caderas, esto trae como consecuencia problemas que interconectan caderas, pelvis, sacro y columna.

Si sumamos la pobre higiene postural al estar sentados y el uso de sillas no ergonómicas en las oficinas o lugar de trabajo, el resultado puede ser peor.

Sumemos también la cantidad de faltas al trabajo por problemas relacionados con la rigidez del cuello y a la baja espalda.

¿Cómo afecta la productividad ?

Los efectos positivos de estar de pie o en movimiento ayudan a manejar la depresión y la ansiedad, como también mantiene en forma el uso de áreas asociadas a la memoria, al igual que lo hace el ejercicio.

¿Hay algo que podemos hacer? 

El momento de ponerle atención a este fenómeno es definitivamente ahora, crear la conciencia del movimiento a la mayor brevedad posible siguiendo consejos prácticos y sencillos:

  • Caminar más y/o usar bicicleta, patineta, patines.
  • Utilizar más las escaleras en vez del elevador o la escalera mecánica.
  • Bajarnos del autobús o del subterráneo una estación antes de nuestra parada.
  • Estacionar el vehículo un poco más alejado a nuestro lugar de destino.
  • Calcular cuánto tiempo nos lleva caminar 1 km, para poder saber en qué tiempo llegaríamos a cualquier lugar.

Si eres más activo y haces ejercicio, las actividades que permitan el fortalecimiento de la musculatura postural son necesarias, como también movimientos de extensión de columna, cuello, hombros y caderas.

Tomemos en consideración la técnica de liberación miofascial de las estructuras hipertónicas (demasiado tiempo en contracción por resultado de la excesiva flexión).

Esta técnica está diseñada para disminuir la tensión muscular del pectoral menor por ejemplo, el bíceps, triceps, los flexores de cadera, el dorsal ancho y de la musculatura paravertebral.

Trabajos de movilidad articular y de tejidos blandos en tobillos, muñecas, caderas, columna y hombros para aumentar el rango de movimiento (ROM range of motion) también son de gran ayuda.

Coordenadas

@davidfit