Dulces burbujas italianas

¿A quién no le gusta un buen espumante?, no solo nos refrescan, nos producen un sensación de alegría que solo las burbujas pueden lograr. La maravilla sucede cuando esta bebida viene acompañada de deliciosos y exuberantes aromas y una apetitosa dulzura… y si es italiano, mucho mejor Aunque espumantes dulces se hacen en todas partes, incluyendo los Champagne Demi Sec, en algunas zonas de Italia se especializan en ellos. Y lo hacen con la maestría y tradición que les precede. En el norte de la bota italiana, específicamente en el Piemonte y el Veneto se elaboran tres espumantes dulces, aromáticos, encantadores y muy bien elaborados.

Dulces burbujas italianas

Cartizze D.O.C, en el Veneto, en la zona de origen del Clásico Prosecco italiano, se encuentra una pequeña colina llamada Cartizze, el viñedo de uva Prosecco que allí se cosecha es considerado como lo que se denomina en Francia, un Grand Cru. La vendimia se realiza tardíamente para lograr más concentración, mejores aromas de fruta madura y una alta riqueza de azúcar. La burbuja es obtenida gracias al método Charmat, se para la fermentación con frío para así dejar un porcentaje de azúcar residual (aproximadamente unos 28grs de azúcar por litro). A Venezuela llega el Cartizze de la casa Foss Marai, intensos aromas de compota de manzana y frutos secos, en boca orejones de durazno, deja un recuerdo de miel en el paladar. Burbuja persistente.
En el Piemonte encontramos dos espumantes dulces elaborados también con el metodo Charmat:
Asti Spumanti D.O.C.G, su origen se encuentra en el sur del pueblo de Asti. Es un espumoso de la uva blanca Moscato. Sus aromas de flores, duraznos y miel nos preparan para un espumante fresco, fragante y dulce en boca con un final medio, que recuerda a las flores blancas. Delicioso como aperitivo o para acompañar pastisseria. Es un producto fácil de beber debido a su bajo nivel de alcohol. En el mercado nacional encontramos Pétalo, Il Vino del Amore de la Cantina Bottega.
Brachetto d’Acqui D.O.C.G, también se produce en la Provincia de Asti. Este espumoso tinto elaborado con la uva Brachetto, despliega aromas de fresas silvestres y moras, en boca es fresco, con buena acidez, taninos muy suaves y dulce paladar. Su nivel de alcohol se encuentra comúnmente en los 11 grados. Recuerda un poco al Lambrusco pero con una calidad bastante mayor. Perfecto para acompañar postres de frutos rojos como la Panacotta con confitura de moras. De la mano de Banfi se encuentra en Venezuela el Rosa Regale.
 

]]>