Mantoro es chocolate bien hecho en Carabobo

El estado Carabobo ha dado pasos firmes en el desarrollo de su gastronomía gracias a la apuesta de un grupo de empresarios que reconocen la importancia de los productos venezolanos y apuestan por su crecimiento. Es el caso de Cavencal, una empresa nacional que gira en torno a las bondades del cacao y del chocolate venezolano 

Mantoro es chocolate bien hecho en Carabobo

Cavencal, cacao venezolano de calidad, surgió hace 15 años cuando tres socios se arriesgaron a comprar los equipos de una antigua planta de chocolates en el estado Táchira, que tenía diez años fuera de funcionamiento. Luego de un largo proceso de compra, trasladaron toda la maquinaria desde San Cristóbal hasta sus galpones en Valencia y con la ayuda de tres técnicos que habían trabajado en la antigua fábrica,recuperaron los equipos y lograron reactivar las máquinas para iniciar la producción en un espacio vintage pero productivo.
Desde entonces los tres socios trabajan con la meta de modernizar los espacios y los procesos de producción, para esto han implementado tecnología y asesoría holandesa que les permite optimizar el trabajo, ofrecer productos de alta calidad y elevar su competitividad en el mercado chocolatero. Cavencal procesa el grano del cacao para surtir de materia prima a reconocidas marcas del país como Nestlé, Alimentos Polar y Chocolates El Rey, por solo nombrar algunas. Licor, manteca y polvo de cacao, son tres de los productos que mantienen el funcionamiento de la procesadora.
Mantoro: chocolate 100% nacional
Con la experiencia adquirida, hace un año decidieron atreverse a presentar al mercado Chocolates Mantoro, su propia marca bean-to-bar que aprovecha el buen cacao que se produce en el país.
“Toda Venezuela produce buen cacao, aunque hay cacaos estelares. Nosotros hemos aprovechado el grano del Sur del Lago, Mérida, zonas del Oriente, las plantaciones que se están desarrollando en Patanemo y el centro del país e incluso nos aventuramos a probar el que se da en el Amazonas”. aseguró Eddy Chacón, socia y vocera de la marca. 
Ofrecen 4 variaciones presentadas en barras de 250 y 500 gramos. La barra de empaque amarillo es 42% cacao y se combina con leche; una presentación de 51% de cacao ha resultado ideal para funciones de bombonería y, para quienes disfrutan del sabor puro del cacao, hay dos presentaciones de 53% y 75% sin azúcar, con empaque marrón y azul, respectivamente.
MANTORO-VARIAS-PRESENTACIONES
Los espacios de la fábrica también han servido para el desarrollo de una cooperativa de mujeres que han aprendido a aprovechar el cacao para desarrollar productos de bombonería y afines.

Bombones, crema de choco-maní y turrones de chocolate con frutos secos, maní tostado y macadamia son la oferta principal de este grupo de 20 mujeres que han instituido su emprendimiento y funcionan con total independencia. Fusión entre cacao y cultura Eddy  es artista plástico y desde hace varios años desarrolla proyectos de gestión cultural en Valencia. La búsqueda constante de sitios para exposiciones y talleres le permitió conocer la propuesta de Nautilus Jardín Gourmet, un espacio que se ha desarrollado como alternativa gastronómica al aire libre. Consiguió en Nautilus el lugar ideal para presentar su proyecto de fusión entre arte y cacao: Cacaocultura,  un espacio alternativo para el disfrute y conocimiento del cacao y el chocolate.
 
CACAO-CULTURA-FACHADA “En nuestra tienda se cata el chocolate. No importa que el cliente no quiera comprar, lo que nos interesa es dar a conocer nuestros sabores y sabemos que esta experiencia es importante para educar el paladar de los venezolanos y enseñarlos a reconocer las diferencias y particularidades de cada tableta”.

Aún puedes visitar la exposición Cacao Prolongado en @cacaoculturav .
Una publicación compartida de Cacao Cultura (@cacaoculturav) el


Además de ofrecer los productos de chocolates Mantoro, la intención de la tienda es generar una fuente de financiamiento para la cultura:
“Quiero que la gente coma mucho chocolate, porque eso financia los proyectos culturales. La cultura tiene muchos amigos, pero nunca tiene dinero; porque no se trata de obtener dividendos metálicos, sino de aportar civilidad y espiritualidad a la sociedad”.
En 3 meses de funcionamiento, han logrado desarrollar conferencias, catas y exposiciones de arte en los espacios de la tienda, todas en torno al cacao y sus bondades; para este inicio del año, el equipo de Eddy ya está planificando nuevas actividades que aporten al disfrute y conocimiento de los valencianos y todo el que quiera acercarse a la tienda. Todas las actividades son publicadas a través de la cuenta en Instagram de @Cacaocultura.]]>