El pepino, más que el rey de los alimentos diuréticos

Si bien es cierto que es de conocimiento general que el pepino es un ingrediente clave para evitar la retención de líquidos también es importante dar a conocer los demás beneficios que es capaz de brindar

1. Adiós resaca: el alto de contenido de vitamina B y electrolitos te reponen después de una noche de copas, aliviando la presión de la cabeza y la sensación de mareo.

2. Uñas y cabello más fuertes: silica y sulfuro son dos sustancias presentes en el pepino que fortalecen y agilizan el crecimiento de las uñas y cabello. Además potencian el brillo natural haciendo que luzcan mucho más saludables.

3. Calma la insolación: después de una larga exposición al sol, las secuelas se ven reflejadas es en la piel. El ardor de la quemadura se alivia con la aplicación de rodajas de un pepino que se haya refrigerado previamente. Mientras reduce la sensación de tirantez también hidrata el área afectada.

4. Buen aliento: las bacterias que se esconden en la cavidad bucal y que provocan el mal olor en la boca pueden radicarse si se introduce una rebanada de pepino y se mantiene sobre la lengua por unos minuto. De igual forma, la ingesta de este vegetal reduce el calor producido en el estómago y que también es causante de la halitosis.

5. Mirada activa: para combatir las ojeras, bolsas, párpados cansados y una mirada que transmite agotamiento nada que dos rebanadas de pepinos no puedan solucionar.

6. Peso saludable: Por ser un alimento muy bajo en calorías y rico en fibras ayuda a ralentizar la digestión y a sentirse satisfecho por más tiempo. Una taza de rebanadas de pepinos aporta solo 16 calorías.

7. Contenido nutricional: 95% de los pepinos está compuesta por agua. Es un alimento rico en vitaminas K, B, C. Aporta polifenoles, manganeso, cobre, potasio, antioxidantes y flavonoides.