<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El pulpo reina en La Posada de Cervantes

El pulpo reina en La Posada de Cervantes

Comenzó la temporada de pulpo y para celebrar, una tradicional tasca del Centro de Caracas lo prepara de formas conocidas y también inusuales, como en «callos» con garbanzos, en teriyaki o con salsa brava. 

En plena avenida Urdaneta, entre las esquinas de Pelota y Punceres, se cuecen desde hace 35 años platos de inspiración hispana en La Posada de Cervantes. Ahora el chef Freddy De Freitas, hijo de los fundadores de esta tasca, asume el compromiso de llevar adelante la Temporada de Pulpo 2019 aprovechando el levantamiento de la veda del molusco el pasado mes de julio.

De Freitas ha diseñado un menú especial de 8 platos que aprovechan y exaltan las características del molusco de las costas venezolanas, desde el tradicional carpaccio de pulpo, aderezado con un fresco toque de hinojo y crujientes nueces, el comensal reconoce la frescura de los ingredientes, muchos de ellos llegados directamente de la Colonia Tovar o de Los Andes venezolanos a través de proveedores directos.

El cocinero baja dos veces a la semana al Litoral Central a buscar los diversos frutos del mar que utiliza en las preparaciones. En su recorrido desde Carayaca hasta Naiguatá ha establecido una red, nunca mejor dicho, con los pescadores de la región para traer pescados poco comunes a las mesas de la capital y además siempre frescos.

Arquitecto de formación, De Freitas se describe como meticuloso y afirma: “Yo soy un gordito que me gusta comer bien y por eso hago cosas sabrosas”.

 

Foto: Pulpo teriyaki / Crédito: Fabián Lugo

Foto: Pulpo teriyaki / Crédito: Fabián Lugo

 

Llevado por su afición a la buena mesa viaja cada vez que puede a probar platos y luego intenta replicarlos con un toque personal. Así nace el pulpo con papas bravas, que el cocinero adapta al paladar venezolano mezclando la salsa brava -que incluye mucho peperonccini- con alioli para suavizar el picor y acentuar el carácter cremoso del plato, además de incorporar el toque salado y crujiente de la tocineta.

El Pulpo a la gallega o a la parrilla, conviven en este festival con algunos platillos más inesperados como los callos de pulpo o el teriyaki, elaborado el primero como los famosos callos a la madrileña, pero sustituyendo la proteína vacuna por la cabeza del pulpo que muchas veces no se usa en la mesa pública, los garbanzos a punto, el toque de aceite de oliva y las especies –traídas de Europa- ofrecen una contundente y gustosa preparación.

Foto: Callos de pulpo / Crédito: Fabián Lugo

Foto: Callos de pulpo / Crédito: Fabián Lugo

 

La crisis del país y el descontento con el trabajo como arquitecto llevaron al cocinero De Freitas a pasar cada vez más tiempo en el local familiar que había frecuentado desde la niñez, mientras su padre y fundador Alfredo De Freitas, iba dejando poco a poco en sus manos las riendas de las cocinas y en su otro hijo, Juan Carlos, el manejo financiero del local. Así, todo sigue en familia.

Decidido a marcar la diferencia y hacer bien el trabajo, el chef De Freitas asumió la responsabilidad de ser jefe de Cocina del Pabellón de Venezuela en la Expo Milán 2015, que afirma fue una escuela importantísima para entender la estandarización de recetas, el manejo de las cadenas de frío y la estructuración de la brigada blanca. Es un verdadero tesoro escondido en el centro caraqueño.

Además de gran variedad de cervezas y una impresionante barra que atesora los mejores rones de Venezuela, y otras latitudes, la sugerencia de la casa para armonizar estos platos del festival es el fresco Chardonnay argentino de Vinos Cruz del Sur, de la vendimia 2018, importado por Corporación Askar.

Coordenadas 

Ubicación. Avenida Urdaneta, Esquina de La Pelota, a 15 metros del Registro Principal. Tiene varios estacionamientos cerca.

Horario. Abre de lunes a sábado desde mediodía hasta las 11:00 p.m.

Instagram. @la.tasca.