<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Enigma, el próximo local de los hermanos Adrià

Enigma, el nuevo restaurante que los hermanos Albert y Ferran Adrià abrirán en febrero en Barcelona, y esperan que sea "la guinda del pastel del grupo", donde se analizará el acto del comer y cómo la evolución ha llevado al hombre a hacerlo en la forma en que lo hace hoy en día

Enigma, el próximo local de los hermanos Adrià

Albert Adrià explica en una entrevista que cree que este nuevo establecimiento será, «salvando las distancias, el tiempo, la gente, el equipo, y la localización, que es distinto», lo más parecido al elBulli, «aunque tendrá un estilo propio».
Según el chef, la propuesta más importante de Enigma no es lo que comerás, «sino cómo comerás», y que para ello van a estar seis meses trabajando en esta idea porque quieren ver lo que sale en la vajilla o en cubiertos, porque igual «vamos hacia atrás para ver cómo comía el hombre al principio, cómo evolucionó, y cómo cocinaba», sin preocuparnos tanto de vanguardias o de técnicas».
En el restaurante, cuyas obras empiezan en septiembre con una inversión de 1,5 millones de euros (1,6 millones de dólares), trabajarán 35 personas, pero solo 32 personas podrán comer cada día, aunque el local puede acoger a muchísimas más.
También en septiembre, y de cara a la Apertura de Enigma, los hermanos Adrià pondrán en marcha en la misma zona El Taller, que recogerá el testigo de lo que era el taller de elBulli, y que será un espacio de trabajo en el que se aglutinarán todos los restaurantes para asesorarse ellos mismos y trabajar en nuevas recetas, nuevos platos, trabajar con más comodidad y poder crecer más como grupo.
Albert Adrià anuncia también algunas novedades en Tickets, el local hasta ahora más emblemático de los cinco que tienen en una zona de Barcelona, que ya se conoce como el barrio de los Adrià y que, según el chef, «es todo un fenómeno porque trabajan 50 personas y todo los días va al cien por cien».
En Tickets, dice Albert Adrià, además de la magia de los platos se introducirá «otro tipo de magia porque con la Estrella Michelin nos hemos convertido en demasiado serios», opina.
Según cuenta, «se introducirá un poco de magia dentro de la experiencia que representa comer aquí», y ya se está trabajando con un mago que está enseñando al personal algunos trucos para que en un momento dado puedan hacer algo de magia imperceptible, casi «sin que te des cuenta y nada invasivo».
Este establecimiento tiene dos meses de lista de espera, y el sistema de reservas se colapsa todos los días a medianoche porque a partir de las doce se ofertan 90 plazas que se acaban en minutos.
También habla de Heart Ibiza, la nueva experiencia creativa de los hermanos Adrià y el Cirque du Soleil en un local que alberga en espacios diferenciados un restaurante, un mercado artístico de comida callejera y un club nocturno, y destaca que ya está a media temporada y que funciona muy bien.
En cuanto a otros proyectos, explica que trabajan en tres libros nuevos, el que será el segundo de Tickets, otro con recetas de Pakta -su restaurante japonés-, y uno de postres que considera que «es necesario para los jóvenes», y no descarta hacer otro con recetas tradicionales de Bodega 1900.
Al hablar de postres, reconoce que el premio que le concedieron hace unos meses como mejor pastelero del mundo lo entiende como un reconocimiento a 22 años trabajando en la pastelería.
Albert Adrià se define ahora como el coordinador de todos los platos y el encargado de lanzar ideas con el resto del equipo, y asegura que para este trabajo «todo confluye en levantarse por la mañana y ser feliz con lo que haces, porque eso lo transmites al equipo».

]]>