Escorihuela Gascón marca el regreso de los vinos de alta gama a Venezuela

La centenaria bodega argentina presenta en Venezuela seis nuevas etiquetas de alta gama, tres de la línea Familia Escorihuela Gascón y 3 de su segmento ultra premium

La elegancia argentina, los mejores perfumes de sus valles y sus colores de prestancia, llegan a Venezuela con 6  nuevas etiquetas de la bodega Escorihuela Gascón.

Retomando con fuerza la oferta de vinos de gama alta, Corporación Askar suma esta media docena de etiquetas a su portafolio de Escorihuela Gascón, con lo que ya son 13 los vinos que ofrece de esta antigua bodega argentina, con más de 130 años de faena vitivinícola en la región de Mendoza.

Los nuevos vinos son 3 de la línea Familia Escorihuela Gascón y 3 de su categoría ultra premium. De la línea Familia Escorihuela Gascón llegan el Pinot Noir, el Cabernet Franc y el Sangiovese, mientras que los ultra premium son The President`s Blend, MEG y DON.

EG-decantador

The President`s Blend es un vino con historia. El enólogo de la bodega lo creó durante el mandato de Juan Domingo y Eva Perón, y guardó celosamente la fórmula que usaba en el blend de este vino que se convirtió en el favorito de Eva. Su presencia ha continuado en la Casa Rosada de tal manera que, también, es de los más pedidos por el actual presidente, Mauricio Macri.

Lo que ha cambiado es que su fórmula ya no es secreta. La edición que llega a Venezuela es 2017 y contiene 85 % de Malbec, que es la cepa emblemática argentina, 10 % de Cabernet Sauvignon y 5 % de Syrah.

Las uvas utilizadas en The President`s Blend proviene del Valle de Uco, y crecieron sobre suelos franco arenosos a 1.140 metros sobre el nivel del mar. Pasa 16 meses en barricas de roble francés, lo que le permite madurar todas sus propiedades sensoriales para ofrecerlas con gusto.

El Don, bautizado así en honor al título que les merece el creador de la bodega, es un Malbec muy particular. Proviene de fincas biodinámicas y 100 % ecológicas, cuyas uvas son fermentadas en barrica, lo que exige muchísimo más cuidado. Este método es sólo apto para enólogos valientes.

En esta ocasión, la nueva propuesta ultra premium de Askar la completa MEG (las siglas del fundador Miguel Escorihuela Gascón) que, en palabras de su enólogo, Matias Ciciani, «es un elegante balance de aromas y sabores que combina la frescura del Malbec con la estructura y la complejidad del Cabernet Sauvignon”.

Los vinos de la familia 

EG-Pinot-primer-plano

Cualquier vino no puede formar parte de una línea que tiene el nombre de la familia propietaria de la bodega y guardiana de un legado centenario de viñedos y vinos. Los que forman parte de la línea Familia Escorihuela Gascón son los vinos que se consideran emblemáticos y que han sido trabajados con cuidado, uniendo tradición e innovación.

Los tres vinos de Familia Escorihuela Gascón -Pinot Noir, Cabernet Franc y Sangiovese- son producidos con el protocolo vinícola galo porque su enólogo, Guillermo Marín, está decidido en demostrar que es perfectamente posible elaborar, en suelo argentino, vinos tipo francés. Las tres etiquetas son de producción muy limitada. De hecho, el Pinot Noir sólo se obtiene de uvas cultivadas en micro parcelas.

El Pinot Noir que llega es de 2018. Proviene de parcelas seleccionadas y pasa ocho meses en barricas de roble francés. Es un vino tan maduro, que acepta una guarda en casa de hasta ocho años.

En nariz y boca ofrece notas de fruta fresca, flores y especias. Tiene complejidad y redondez. Para armonías se sugieren sabores fuertes, como morcilla o quesos con carácter.

El Sangiovese que en esta oportunidad trae Askar es 2017. Esta cepa de origen toscano ha encontrado una manera muy aceptada de expresarse en los suelos del Sur de América. En nariz se siente la tierra húmeda y notas torrefactas como café y cacao, que desarrolla durante sus 8 meses de guarda en madera francesa y americana.

Ofrece una astringencia inicial, que desaparece enseguida, siendo amable en su retrogusto. Se percibe una levísima nota ácida que habla del suelo francoarenoso en el que creció su uva. Durante la armonía de la cata de presentación se sugirieron dos quesos, manchego y feta.

El Cabernet Franc es, como el Sangiovese, 2017. Su guarda fue en roble francés durante 8 meses. Al igual que el Pinot, es capaz de estar ocho años en guarda en botella. Es una cepa que manifiesta notas mentoladas y dulzura de regaliz, licor de cassis, fruta madura, ciruela pasa, flores frescas, pimienta negra y un dejo travieso de pimienta guayabita,

Estos vinos son tan especiales que, en el caso de los tintos, se sugiere servirlos a una temperatura unos pocos grados más altos que lo normal. Para que puedan expresar toda su complejidad sensorial, se sugiere una temperatura de servicio entre 18 y 20 grados.

De la bodega

Escorihuela Gascón es una bodega que, sin interrupciones, ha cultivado uvas y producido vinos desde hace 130 años, basada en 3 pilares: Respetar la tradición, innovar y ofrecer extra calidad.

En esta familia lo de la innovar se transmite por herencia. El gran vanguardista fue su fundador, Miguel Escorihuela Gascón, a quien en 1920 se le ocurrió construir el edificio más alto de la provincia de Mendoza, zona sísmica argentina, cercana a Chile.

Ni las advertencias agoreras ni la desconfianza en su sano juicio, lo hicieron desistir de su idea. Y, eso sí, buscando a los mejores expertos en inmuebles antisísmicos, hizo un edificio de nueve pisos con cúpula de cristal y vitrales franceses que, después de muchos temblores, sigue intacto con todos sus vidrios.

Miguel Escorihuela Gascón también fue el primer argentino que embotelló un Malbec, en 1930, una cepa que ahora es emblemática de ese país. Su legado vitivinícola ha permanecido en manos de su familia, que ha diversificado en varietales y métodos de producción y cuyas etiquetas ya llegan a 42 países.

EG-Tintp-cuatro-copas

Durante la cata de presentación de estos vinos en Venezuela, Askar escogió para las armonías culinarias la propuesta de Amazing Grazing, un catering que se define como «comida de pastoreo”, replicando en formato gourmet las tablas de alimentos variados que compartían los pastores.

“Es la modernización de la mesa de quesos, de frutas y embutidos, en una presentación impactante y de varios tamaños, de manera que funcione para reuniones de pocos o muchos invitados”, explicaron los representantes de @amzgrazing.

EG-catering

Con la importación de estas 6 etiquetas de alta gama, Askar ratifica su disposición de ofrecer al público venezolano, una amplia variedad de vinos complejos, hechos con extremo cuidado enológico y de alta calidad.

Coordenadas

Instagram. @askarvinos

Lugares de venta. Bodegones y supermercados de las principales ciudades.

Precios. Entre 351 mil y 1.430.000 por botella, según la etiqueta, al 11 de octubre de 2019.

* Todas las fotos de esta nota son cortesía de Eduardo Arévalo, @degustandoplaceres en Instagram.