<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La Máscara: Cuerpo a cuerpo con los sabores mexicanos

El nuevo restaurante La Máscara trae comida urbana mexicana, bien servida. Los favoritos son los tacos. Todo en un ambiente muy bien logrado de lucha libre

La Máscara: Cuerpo a cuerpo con los sabores mexicanos

A l entrar a La Máscara, la experiencia ya se hace divertida. La puerta es una cortinilla de tiras plásticas, como la que atraviesan los luchadores. Adentro, la ambientación es colorida y contundente y, al fondo, un pequeño ring termina de darle carácter al local. Ni hablar de los baños: son idénticos a los camerinos que usan estos deportistas.

La Máscara es el restaurante mexicano más reciente de Caracas. Su menú es evidentemente de ese país pero con énfasis en la comida callejera, bien servida. Tamales, tacos, enchiladas, quesadillas y hasta nachos en bolsas como los que se sirven en puestos ambulantes forman parte del menú de este local ubicado en el centro comercial Las Cúpulas de Los Palos Grandes.

La mascara

(Foto: Walking taco y totopos)

La carta fue diseñada por el chef Enrique Augusto D´Lima, graduado en el Instituto Culinario de Caracas, quien ha sido responsable de la propuesta de otros restaurantes como Santa Pizza, en el Centro de Caracas. De Lima cuida la técnica de la ejecución y el respeto a los sabores, pero le imprime un tono lúdico al menú y busca adaptarlo al paladar local.

Aunque la comida es evidentemente mexicana, los platos se han tropicalizado levemente. El ají es uno de los puntos más importantes. Para respetar todos los niveles de tolerancia, La Máscara elabora 4 tipos de distintos ardores, de manera que cada cual añada el de su preferencia. Son hechos a partir de 10 tipos de chiles traídos de México. Otros platos han sido trabajados con toques tex-mex, un estilo que conoce bien el paladar criollo o se presentan algunas fusiones como el taco belly o un taco del tan de moda pork belly que ya es de los más vendidos.

Tacos al pastor, carnitas y el «walking taco», un chili que se sirve en una bolsa aluminizada, son otros favoritos del local. En general, los grandes preferidos son los tacos, de los que se venden unos 500 diarios. Cada orden trae dos tacos de tamaño mediano pues la idea es que se pidan de varios tipos y se pueda compartir.

la mascara tacos

(Foto: Tamales y tacos)

En tacos, la carta ofrece al pastor, arrachera que es con carne madurada, carnitas de paleta de cerdo con ocho horas de cocción, pollo con chiles y especias, y el taco belly, entre otros.

De Lima también ha cuidado los detalles. Por ejemplo, las tortillas no se desarman con el relleno pues están elaboradas con harina mixtamalizada y fórmula creada por el propio chef.  La suavidad de la carne es extrema, ya que se somete a un proceso de maduración, marinado y, en caso de ser necesario, de lenta cocción.

Los postres merecen mención aparte. El más destacado es el 4 leches. Son 4 porque también lleva arequipe (o cajeta, según el estilo mexicano). Se sirve de forma generosa en un tazón de peltre. Otro bueno es el choco-chipotle, un volcán de chocolate con un twist muy leve de picante. Se sugiere compartirlos.

mascara-postrees

(Foto: 4 leches y choco-chipotle)

Toda la comida se acompaña con una carta de coctelería, cervezas artesanales rubias, negras y unas frutales, además de refrescos y jugos.

Coordenadas

Ubicación. Centro Comercial Lás Cúpulas, Los Palos Grandes, donde antes estaba Juanchi’s Burger.

Horario. De lunes a jueves de 12 pm a 11 pm. Viernes y sábados de 12 pm a 12 am. Domingos, de 12 a 9 pm.

Estacionamiento. Cuenta con estacionamiento disponible sin costo para visitantes de Las Cúpulas. Si no hay puesto (es pequeño) se puede recurrir al valet parking, ubicado justo frente al restaurante.