<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Lola, el restaurante más sexy de Caracas

Caracas todavía cuenta con buena restauración, con sitios que invitan a arreglarse para ver y dejarse ver, para comer rico, con buen servicio y lo que es mejor, con precios competitivos. La capital todavía se jacta de tener varios de esos lugares y hay uno que es tan sexy como el nombre de una mujer con actitud: Lola

Lola, el restaurante más sexy de Caracas

Se sube el telón:

lola
Cuando la santamaría está abajo, cual telón que cubre un escenario, se siente una energía matutina muy similar a la que se vive dentro de un teatro: tras bambalinas, un equipo de 34 personas en sala empieza a vestir las mesas, doblar servilletas, ubicar los cubiertos y poner flores nuevas.

En la cocina, 34 personas más preparan la mise en place que luego será servida de forma original a partir del mediodía.

Lola, cual mujer venezolana “pasó por quirófano” y aunque en su primer fase era preciosa y con un diseño elegante y agradable que contemplaba un techo con una imagen de cerezos en flor, ahora presenta una imagen más madura, trendy y hasta sugerente en tonos morados. Es una mujer que está preparada para cautivar y de hecho, ya ha cautivado a muchos comensales.

lola

Si bien se vive en un país donde siempre puede haber un mal día en un restaurante, y este no es la excepción, hay un intento de parte de los socios, el chef ejecutivo Aniello Merola, el chef operativo Christian Agreda y el resto del equipo porque casi siempre se pueda ofrecer un buen servicio, ambiente impecable así como comida sabrosa, honesta y que sea coherente con los precios y la cantidad que se ofrece.

Aniello Merola comparte: “El arte que haces en la cocina se acaba a los 20 minutos de haber llegado a la mesa. Lo llamamos el arte ingrato. Por eso los niveles de exigencia son importantes para nosotros para que la gente nos recuerde y quiera volver”.

lola

Y es que la propuesta del restaurante es comida de calle de todas partes del mundo en versión refinada. El menú ha pasado por un proceso de reestructuración interesante donde se ofrecen propuestas internacionales que marcan tendencia y que forman parte de un listado de las mejores recetas que gustan. Por eso, no es raro encontrarse con buns asiáticos, philly sándwich, entrecôte, tiraditos, pastas, risottos, etc.

Una de las cosas que divierten a quienes van a comer, es que los platos son generosos en porciones y funcionan para compartir por lo que se brinda la oportunidad de probar varias cosas sin arruinar el bolsillo.

lola

Llama la atención que este establecimiento tenga una carta bastante larga y que con la situación país no la hayan recortado. Pero es que, después de muchas pruebas, los clientes piden todos los platos. Aniello y Agreda se preocupan porque los ingredientes dentro de sus propuestas sean viables, frescos y se consigan con relativa facilidad para poder satisfacer las peticiones del público. De hecho advierten que, antes de salir a la sala, los platos pasan por un filtro de dos y hasta tres personas para reducir en lo posible los errores que se puedan cometer.

Los postres son totalmente para gorditos y destacan la pavlova con cremas, fresas y pistacho, la galleta chocolate chip horneada, la marquesa, entre otros.
La importancia de tener un buen equipo
Aniello y Christian forman parte de la primera brigada del restaurante vecino Aprile. Brigada que ha dado bastante de qué hablar en positivo de quienes participaron en esa fase del local por su alto y buen desempeño en sus siguientes experiencias donde también estuvo Enrique D´Lima y quien diseñó la carta de Lola en su nueva reestructuración.

lola, barbara meza

Por ello, el chef ejecutivo se preocupa por tener a su equipo contento y satisfecho. Admite haber vivido experiencias desagradables en cocinas previas y aprendió de ellas que no es necesario el maltrato para obtener buenos resultados. Lo mismo pasa con sus mesoneros, quienes dan la cara en la sala y deben sentirse estimulados a seguir ofreciendo soluciones y buen servicio.

Agradece profundamente por contar con Christian como el chef operativo y con su sous chef Bárbara Meza quienes le ponen empeño a cada preparación.

lola

Aniello exclama: “¡Aquí la situación país no es una excusa. Todo tiene que ser perfecto y tanto los socios como nosotros estamos de acuerdo!”.

Lola no es solo una oferta gastronómica. Es una experiencia divertida donde no tengas que pensar cuánto vas a gastar.

El secreto de Lola

lola
El chef ejecutivo brinda una sola palabra: paciencia y comenta: “Hay que quitarse las ganas de hacer plata hoy y tener visión de aguante. Preferimos mantener el ambiente así como sacarle provecho al ingrediente sin que tenga que ser el más caro del mercado. Todos los días se revisa calidad, costos, etc.”.

lola

La apuesta es alta cuando se toma en cuenta que la carta cuenta con alrededor de 60 platos. De hecho, cuando se va a sacar uno nuevo, se hacen pruebas y si no gusta, se retira de una vez.

En este espacio es vigente la frase “El ojo del amo engorda al ganado” y es que uno de los socios siempre está presente, verificando que se cumplan los estándares del local para siempre dar un paso más allá.

La dama de la sala

lola

Esperanza Méndez tiene probablemente más fans tangibles que una red social. Quienes siguen su trayectoria la conocen desde Catar, Chacao Bistró y Amapola. El turno le toca a la sala de Lola que se mantiene en orden y funcionamiento gracias a ella y su supervisión.

Siempre verán a Esperanza rondando y abierta a escuchar las sugerencias de los clientes para mejorar los percances o experiencias que se puedan vivir en este restaurante.
Oda a las papitas del entrecôte

lola
De todos los platos con los que cuenta la carta, el entrecôte tiene un puesto especial y sus papas aún más. Aniello se siente orgulloso de ella y aquí revela el truco:

INGREDIENTES:
• Papa blanca

PREPARACIÓN:
1. La cortamos con su concha.
2. Las ponemos en agua helada hasta que boten todo su almidón.
3. La retiramos, la secamos y le hacemos una prefitura sin que dore.
4. Las retiramos del fuego y las dejamos en bandeja sin porcionar hasta que hagan el escarchado en el congelador.
5. Cuando escarche, se porciona en el congelador y luego va a servicio.
6. Cuando se vaya a freír, debe estar la papa congelada para que dore por fuera y esté hecha puré por dentro

 

Coordenadas para comer y sentirte sexy sin arruinar tu presupuesto