<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Madres creativas

¿Cuántas veces no haz cambiado un ingrediente por otro en una receta porque a tu hijo no le gusta, no lo tienes en tu despensa o porque lo quieres usar para decorar a ver si se lo come?

Madres creativas

Ser madre desarrolla en nosotras una especie de curso intensivo en creatividad en cuestión de segundos mientras nacen tus bebés.

En el día de las madres, celebro esa creatividad maternal, sobre todo en Venezuela. Los gurús de la autoayuda suelen afirmar que no explotamos nuestros talentos naturales en su totalidad porque no hemos explorado lo suficiente nuestro hemisferio cerebral considerado el más creativo aunque, para mí no es una premisa cuando se trata de ser madres.

Ser mamá va más allá de inventar una idea porque vivimos en constante creación, desde responder una pregunta inesperada, evitar un berrinche o calmar un dolor.

En los fogones

Muchas madres me dicen que en la cocina no son creativas, por eso comparto unos pasos para que las ideas brillantes surjan a la hora de cocinar:

1) No fuerces la creatividad. El consejo del chef español Pepe Solla, dice que podemos correr más riesgo de bloquearnos. Deja que las cosas sean auténticas y fluyan por si solas.

2)Usa internet para buscar ideas. Confieso que esa es mi primera herramienta de ayuda y con ella exploro.

3) No dejes escapar ni una sola idea. La inspiración llega cuando menos te la esperas y si te pilla sin bolígrafo y papel, corres el riesgo de perder las ideas para siempre. Por eso, lleva siempre contigo una libretica o tu celular para tomar notas y chequearlas cuando quieras.

4) Rompe con la rutina. La creatividad trata de hacer nuevas asociaciones entre conceptos para generar algo original. Por eso, es indispensable salir del entorno habitual en el que te muevas constantemente para que las ideas surjan con mayor facilidad.

5) Juega, diviértete, emociónate en la cocina y recuerda que si puedes creer puedes crear.

6) No temas cometer errores. Nadie acierta siempre, si aceptamos esto lograremos relajarnos y nuestro hemisferio derecho del cerebro, el encargado de la creatividad, fluirá más tranquilo.

La idea está en disfrutar con tus hijos mientras disfrutan entren en la cocina.