Matzá: el pan de la libertad

Mientras los católicos celebran la Semana Santa, los judíos conmemoran durante siete días el paso de la esclavitud a la libertad del pueblo hebreo en Egipto. Esta festividad es llamada Pesaj y también se conoce como la pascua judía

Matzá: el pan de la libertad

El símbolo de Pesaj es la Matzá, que es el pan de la cocina judía que representa la aflicción y la libertad. Su elaboración y consumo recrean parte del éxodo de Egipto, pues los judíos tenían prisa por salir y aunque el pan no tuvo tiempo para leudar de igual forma lo comieron.
Durante una semana los judíos no pueden comer Jametz  (pan o grano leudado) como pastas, harinas, galletas o cerveza y tienen la obligación de comer Matzá acompañado de los rezos y cantos que conmemoran la esclavitud y redención de los antepasados.
Las hierbas amargas y el vino también son elementos tradicionales de este ritual religioso.
La Matzá es el pan ácimo (sin leudar) que da como resultado una galleta muy delgada y dura que simboliza la humildad que a diferencia del pan leudado representa superioridad. Este se prepara con la misma harina y agua que el pan, pero desde el momento en el que la harina entra en contacto con el agua no deben pasar más de 18 minutos de reposo hasta que la masa entre en el horno.


 
 ]]>