Ni keto ni fasting... ¡Hagamos souping!

Creemos en el poder de las sopas, tanto para alimentarnos como para ayudarnos a bajar unos kilos. Por eso te invitamos a hacer "souping", con estas recetas que compartimos

 

 

Las sopas, ese plato que vemos tan sencillo, tienen grandes poderes y muchas cosas que contar. Por eso te proponemos que en tu mesa pongas de moda el souping y llenes de beneficios a todos los que se sientan alrededor de ella.

Por supuesto que hablamos de souping en tono jocoso, haciendo una metáfora al tan de moda y polémico fasting, que consiste en no comer nada entre la cena y el final de la mañana, para obligar al cuerpo a consumir las reservas que están de más.

Lo cierto es que al comer sopas o cremas como primer plato, las personas se sacian más rápido y por ello necesitan menos alimentos sólidos, lo que contribuye a mantener el peso de forma orgánica. Hidratan, porque están compuestas mayoritariamente por agua. Y nutren porque, en un solo plato, contienen varios grupos alimenticios.

souping sopa

En su «curriculum» las sopas podrían escribir «salvavidas nutricionales» pues han sido el alimento diario en épocas de guerras donde escasea la comida, por obtener el mejor rendimiento de los ingredientes disponibles.

Así que, para animarles a hacer souping, y aprovechar sus beneficios, les dejamos estas recetas fáciles de cremas y sopas, con ingredientes que se consiguen fácilmente.

Sopa de picadillo llanero

Esta receta es de Víctor Moreno, uno de los chefs más entusiastas del buen sabor venezolano, que ensalza con su propio hashtag #VenezuelaKitchenPower.

Es de nuestras favoritas porque, además de llevarnos en un viaje gustativo al llano venezolano, contiene proteína y muchos vegetales.

Ahora, manos a la obra. Traigamos el Llano a casa.

souping

Ingredientes

1 kilo de muchacho cuadrado picado en cubos pequeños

2 plátanos verdes picados en cubos pequeños

3 ocumos picados en cubos pequeños

Medio kilo de auyama picado en cubos pequeños

Un cuarto de kilo de yuca picado en cubos pequeños

Un cuarto de kilo de ñame picado en cubos pequeños

La parte blanca de un ajoporro finamente picada. Reservar las hojas.

Medio kilo de cebollín finamente picado

1 cebolla grande finamente picada

1 cabeza y media de ajo machacada

5 ajíes dulces finamente picados

1 cucharada de cilantro picado

Sal al gusto

Preparación

Colocar la carne picada, la mitad de los ajos y la parte verde del ajoporro en suficiente agua.

ajoporro

Foto cortesía de William Stadler / Freeimages

Llevar a ebullición hasta que ablande por unos 45 minutos.

Cuando la carne esté suave, retirar de la olla y colar el caldo. Devolver la carne a la olla junto con el resto del ajoporro, la cebolla, el cebollín, el ají dulce y el ajo.

Cocinar durante 20 minutos, removiendo constantemente. Añadir la yuca, el plátano y el ocumo y cocinar por 20 minutos más.

Sazonar con sal, añada el cilantro y la auyama. Cocinar por 10 minutos. Corregir la sazón.

Para darle un toque diferente a la sopa, el chef sugiere utilizar plátanos maduros cortaditos, que se agregan junto con la auyama. Para servirla, se puede espolvorear con más cilantro picadito.

platanos

platano maduro

Sopa de tomate asados

Esta sopa la hicimos en casa y la receta original la sacamos del calendario 2019 de Mc Cormick Venezuela. Resulta prefecta para prepararla en febrero, cuando empieza la temporada de tomates y bajan muchísimo de precio.

Es fácil de preparar, pero antes de hacer la sopa hay que asar los tomates. Esto le da un sabor particular a la sopa y mayor consistencia.

Ingredientes

5 tomates bien rojos (o 6 si son pequeños)

Ajo y pimentón en polvo (se puede sustituir por otras especias)

Tomillo en ramas o cortadito.

Un poquito de aceite para untar la bandeja

3 tazas de caldo de pollo, de carne o agua.

Preparación

Cortar los tomates en cuartos y colocarlos en una bandeja aceitada. Rociarlo con ajo y pimentón en polvo y colocar encima el tomillo.

tomates para asar

Hornear a 350 grados centígrados por una hora. Los tomates asados están listos cuando se ven un poco dorados.

Cocinarlos en la 3 tazas de caldo o de agua por 15 minutos. Añadir sal al gusto.

Licuar hasta que quede una mezcla suavey ligera.

Para servir, se puede adornar con otra ramita de tomillo o romero, un pedacito de tomate asado (que pueden guardar cuando los hagan) o con cubitos de queso.

souping sopa de tomate asado

Crema de zanahoria y tocineta

La tocineta le da un toque travieso a esta crema de zanahoria que se convertirá en una de las favoritas del souping de la familia.

La receta es de Víctor Moreno y es muy fácil de preparar.

souping sopa de zanahoria y tocinera

Foto: Patrick Dolande

Ingredientes

Medio kilo de zanahoria

4 tazas de caldo de pollo o agua

Media taza de crema de leche

4 cucharadas de mantequilla

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharada de harina

3 lonjas de tocineta

1 cebolla

Sal y pimienta al gusto

Preparación

Pelar las zanahorias y cortarlas en cubos medianos.

Pelar la cebolla y picarla finamente.

Calentar la mantequilla con el aceite de oliva en una olla grande. Incorporar la cebolla y la zanahoria.

Cocínar a fuego lento hasta que la cebolla esté tierna, unos dos minutos.

Añadir la harina. Remover bien con una paleta de madera hasta disolverla.

Agregar el líquido mezclando constantemente hasta que la mezcla hierva y espese ligeramente.

Dejar hervir a fuego lento durante 20 minutos.

Pasar la sopa por la licuadora. Hacer una crema homogénea. Devolver a la olla y agregar la crema de leche, la sal y la pimienta al gusto.

Cortar en cubos pequeños las lonjas de tocineta y dorar en una sartén bien caliente. Colocarla sobre la sopa al momento de servir.

El chef sugiere acompañar esta sopa con un pan de costra crujiente, como el gallego.

Servir una porción pequeña de sopa o crema antes del plato fuerte de almuerzos y cena, ayudará a sentirse saciado más rápido, y acostumbrará a todos a comer vegetales.

Formas de hacer cremas y sopas hay muchísimas. Solo hay que poner a valer la creatividad. El souping , definitivamente, hace bien.

Nota: La foto de la sopa de portada es del libro Super Simple Food, escrito por las venezolanas Alessandra y Carolina Chumaceiro, que ha ganado premios internacionales y propone recetas saludables y sabrosas.