Peyote San y la sazón que "alucina" en Madrid

Peyote San es el encuentro entre México y Japón a través del gusto, que se dieron la mano en Madrid como un restaurante que llegó para sorprender a sus comensales con una experiencia alucinante Esta propuesta, que abrió en febrero de este año, es un espacio que pretende provocar a los clientes con una carta donde hacen una comparación ficticia con el efecto que tenía el Peyote que usaban los chamanes por su conocido efecto alucinógeno.

Peyote San, madrid, grupo larrumba

 

A ello le añadieron la palabra San (traducción del japonés al castellano, equivalente al tratamiento formal de Sr/Sra) con la intención de hacer un juego de palabras entre un formalismo y una “locura” gastronómica con cada bocado que se comiera en este espacio.

Los socios, apasionados por ambas culturas, buscaron equilibrio entre ellas con un concepto denominado “México meets Japan”, dos países que a pesar de su distancia geográfica son conocidos en ingredientes, chiles, hierbas, encurtidos y pescados que se mezclan intensamente en su viaje gastronómico.

Peyote San, madrid, grupo larrumba

A raíz de un viaje que realizaron a Japón y que catalogaron como “impresionante”, llegaron a Madrid con ganas de mezclar cosas que no hubieran en la capital. Con esta premisa, se pusieron manos a la obra junto al chef ejecutivo del grupo, Roberto Velázquez, mexicano de pies a cabeza y Hugo Muñoz, líder de la parte japonesa y quien viene de las mejores escuelas a nivel gastronómico japonés como es Kabuki.

Al escuchar la propuesta, ambos sintieron un flechazo por este novedoso proyecto. Pocas veces, los socios han visto a dos chefs con tan buena química trabajando juntos, algo que sin duda se transmite a los clientes en el resultado final de los platos.

¿Cuáles son los platos que merecen ser degustados por primera vez?

Peyote San, madrid, grupo larrumba

Los socios confiesan cuáles son los consentidos: las ostras gilardeau con clamato, el ikezukuri de cabracho con trufa, las tortillitas soufflé con cochinita pibil y por supuesto los tacos al pastor.

Cada elemento presente en Peyote San, cuenta una historia, tiene un sentido y no es casualidad

Peyote San, madrid, grupo larrumba

Tanto Hugo Muñoz como Roberto Velázquez son extremadamente puristas a la hora de seleccionar la materia prima perfecta. Por ejemplo, el mole proviene del pueblo de la abuela de Velázquez, Oaxaca, considerado el mejor del mundo. Otro ejemplo de ello es la vajilla, que parte es importada tanto de Japón como de México para poder presentar los platos en recipientes originales de estas gastronomías.

Si bien la propuesta tiene una influencia concreta, la oferta incluye platos de otras latitudes como huevos benedictinos, incluso arepas. Platos que despiertan la curiosidad de saber si hay algún venezolano participando en esa aventura.

Peyote San, madrid, grupo larrumba

En efecto, Peyote San aclara que aunque se propuso en un principio algún desayuno mexicano, el mercado todavía no está listo comer picante por la mañana. Sin embargo, el grupo gastronómico cuenta con la suerte de contar con muchos cocineros venezolanos dentro del equipo y es ahí donde las arepas hacen lo suyo.

Huevos rotos

Para quienes conocen los clásicos de Madrid, Casa Lucio es sinónimo de tradición y calidad. Y aunque en la oferta son famosos por sus huevos rotos, Peyote San tiene los propios bajo el nombre de Chirasisushi. Uno de los socios comparte que si este clásico probara su versión, se sentiría orgulloso de comerse unos huevos rotos con totopos.

Peyote San backstage

Peyote San, madrid, grupo larrumba

Detrás de todo este proyecto está el Grupo Gastronómico Larrumba, formado por varios socios y gestionado por Nacho Charrabe, Fernando Nicolás, Charlie Saiz, Chiqui Calleja y Gonzalo Lopez Hermida.

Para tener una idea más clara de quienes son, también son los responsables de los restaurantes Habanera, Pipa & Co, Marieta, Juanita Cruz, Frida, Perrachica, Dry Martina, Caramba y La Sabina.

Esta carta es quizás mucho más radical en propuestas que la de los otros restaurantes de LARRUMBA, pero los socios indican que quizás es por el concepto que proponen, de hecho lo ven como más casualidad que causalidad. Solo nos queda buscar las coordenadas e ir a comer.

Coordenadas para comer en Madrid algo «alucinante»

  • Dirección: C/ Marqués de la Ensenada 16, 28004 Madrid, España
  • Teléfono: +34 91 088 22 12
  • Página: www.peyotesan.com