Pomar demuestra su buena crianza con un nuevo vino

Durante 7 años, Pomar probó combinaciones de 14 cepas distintas hasta lograr la mezcla perfecta para su nuevo vino Crianza, con Syrah. Tempranillo y Petit Verdau.

 

El corazón vinotinto de Pomar no deja de latir y de mostrar su amor por Venezuela. Ahora sorprende con un nuevo tinto de alta gama, su Pomar Crianza, un blend de syrah, tempranillo y petit verdau, con guarda de 6 meses en barrica francesa y 6 meses en botella.

Este vino abraza lo atractivo de la juventud con lo interesante de la madurez. Es una propuesta tan especial para esta bodega caroreña que su propio enológo, José Gregorio Cortez, presentó con estas palabras: “De Bodegas Pomar, con profundo orgullo, llega Pomar Crianza”.

 

 

Según describió Cortez, Pomar Crianza se elabora con uvas de vides con más de diez años. Las plantas son seleccionadas, escogiendo solo las de mayor madurez. A esas plantas se les restringe el riego para que la fruta concentre sus azúcares y se haga naturalmente más dulce.

Luego, entre esas uvas, se seleccionan las más moradas, casi negras, pues son las más dulces. Esta fruta se almacena en unos tanques, cada cepa por separado, para obtener de ellas sus mejores notas sensoriales, con personalidad propia, antes de hacer el coupage.

Este no es un blend común para Venezuela. Dos de sus tres cepas son poco tradicionales en un mercado acostumbrado a los Cabernet, Merlot, Malbec, Chardonnay, Syrah, entre otras. El Crianza trae Petit Verdau, que le aporta un color profundo, y el Tempranillo, más conocida en Venezuela sobre todo por algunos vinos españoles. Esta cepa otorga profundidad.

pomar-tres-botellas

 

Escoger cuáles serían las cepas del Crianza no fue nada fácil. Esta historia comenzó hace 7 años, cuando en los viñedos de Carora se sembraron 14 tipos de uvas distintas: 7 tintas y 7 blancas. Con todas se hicieron combinaciones y experimentos. El coupage de Cabernet Sauvignon, Petit Verdau y Tempranillo fue la que mejor se expresó. Como ven, nada fue por azar.

En los barriles, las tres cepas del Crianza van adquiriendo personalidad, pero cada semana se prueban y se descartan aquellas que no cumplen con los estándares de calidad que quiere el enólogo en este vino. “Solo las mejores se quedan”, asegura Cortez.

Cuando salen de las barricas, las uvas están cargadas de madera. Aún les falta pasar por un proceso de afinación para convertirse en vino.

El Crianza y los sentidos 

Ante quien lo va a disfrutar, este Crianza da indicios de su paso de joven a maduro desde el primer momento, con un color morado oscuro en copa. Como es de suponer, los aromas que ofrece son variados y complejos, a diferentes tiempos.

El primera aroma, a copa quieta, es a fruta y mermelada. Al girar levemente la copa para que oxigene deja percibir notas tostadas y a madera, que hablan de las barricas donde añejó.

En boca, transforma las notas dulces olfativas en notas iniciales de compota, que dan paso a las especias. Tiene un toque leve de acidez y expresa redondez gustativa.

Las armonías de esta cata de presentación las diseñó la chef Marcela Gil, quien pertenece al equipo de Empresas Polar. Sirvió una propuesta variada para demostrar que es un vino versátil, que no se opaca fàcilmente. Incluyó aceituna negra marinada en aceite de oliva, pimentones asados, empandaa de cerdo con salsa teriyaki, bollito pelón de cerdo, queso provolone, embutidos madurados y un postre con chocolate. La chef comentó que, con hallaca, resulta también una armonía excelente.

pomar-marindaje

Es un vino que puede guardarse hasta 5 años en su botella sin perder cualidades. La temperatura de servicio aconsejada oscila entre 6 y 20 grados centígrados.

Coordenadas

Dónde comprarlo. En bodegones y supermercados de todo el país.

Precio. 245 mil bolívares al 26 de septiembre de 2019.

Instagram@bodegaspomar