<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

St. Moritz cumple 30 años endulzando a Venezuela

Todos los productos St. Moritz son elaborados con cacao 100% venezolano de alta calidad. Desde bombones hasta chucherías como Flaquito, Chocotina y Tronkolate, esta empresa ha creado arraigo entre los venezolanos.

Chocolates St. Moritz es una empresa 100% venezolana con 30 años en el mercado. Nació el 27 de febrero de 1989 durante una oleada de protestas. Desde entonces, la empresa ha sabido solventar cualquier crisis,
El esfuerzo, la ética y la responsabilidad han sido los ingredientes secretos de sus recetas. A ello hay que sumarle el compromiso con consumidores, trabajadores y el país.
Gracias a ello, y a la inversión en nuevos desarrollos de productos, hoy es considerada la tercera marca líder en el mercado de chocolate venezolano, y la segunda en el segmento de tabletas.
Según el estudio Mercado Chocolate realizado por The Nielsen Company en 2018, la empresa tiene una participación de 7% en el mercado masivo de chocolates, y se ha propuesto llegar al 15% del segmento total, así lo dio a conocer el presidente de la Chocolates St. Moritz, Howard Epelbaum.
st-moritz
A juicio de Epelbaum, el éxito obtenido se debe a la amplia gama de productos de alta calidad y sabor que ofrece, los cuales son elaborados con materia cacao venezolano que adquiere a procesadores de distintas partes del país.
“Compramos el cacao ya procesado, del cual se obtiene manteca, licor y polvo de cacao. Esos tres derivados son nuestros principales ingredientes para elaborar chocolate”, explicó.
St. Moritz fabrica chocolate blanco (compuesto por manteca de cacao, leche y azúcar);  de leche (con sólido de cacao, manteca, azúcar y leche); amargo o bitter (sin leche) con composiciones diferentes de cacao (56 y 70%) y sin azúcar, elaborado con sucralosa de marca Splenda como valor añadido.
En golosinas, una de las más emblemáticas es Flaquito, una barquilla rellena de crema de avellana y cubierta con una capa de chocolate, que se encuentra en dos presentaciones: nevado (con chocolate blanco) y de leche.
Como parte de su portafolio, la marca ofrece una amplia gama de productos para todas las edades, gustos y temporadas así como una línea para repostería industrial –en presentaciones de 500 gramos, 1 y 5 kilos, respectivamente-, para la elaboración y decoración de postres y galletas.
Los chocolates St. Moritz  llegan a todo el país gracias a dos centros de distribución, ubicados en  Caracas y Barquisimeto, respectivamente, desde donde despacha a escala nacional a más de 1.500 clientes mayoristas.
 ]]>