Tasca de Juancho: Perú escondido en Caracas

La Tasca de Juancho, sencilla y un tanto oscura, no revela, ni remotamente, los fabulosos secretos que se esconden en su cocina y que salen en forma de platillos a través de una pequeña ventana que da hacia el salón

Tasca de Juancho: Perú escondido en Caracas

TascaJuancho4

Este local, recomendado, por Pedro Mezquita, amigo cercano de esta casa editorial, y quien ya había escrito del espacio y su cocina, empieza su servicio ofreciendo un refrescante pisco sour seguido por un ceviche de salmón con unas rodajas de batata que suavizan lo salado del pescado.

Venidos de Cajamarca, el señor Aurelio Cubas y su familia, entre ellos sus hermanos Clodomiro y Manfer y su sobrino Cristian Estela Cubas, deleitan los paladares de quienes llegan por referencia a este recinto que funciona desde 1984 como una tasca española y que desde hace unos cuantos años, extiende  su oferta con comida peruana. “Nos va mejor desde que empezamos a ofrecer nuestros condumios”, dice el Sr. Aurelio orgulloso de su menú. Los hermanos Cubas, trabajaron en Astrid y Gastón lo que enriqueció aún más la formación culinaria que ya tenían.

tASCAjUANCHO2

Por ello, y en medio de la sencillez del local y de la riqueza de sabores, los hermano Cubas, quienes siempre sonríen y se preocupan por ofrecer un buen servicio, se visten con sus mejores filipinas, bordadas con un elegante tejido inca y las banderas de los países a los que representan, para complacer gustos y exigencias.

En la Tasca de Juancho se ofrecen platillos de varias regiones del Perú. “Muchos vienen por las costillas confitadas y por los ceviches, también les gusta comer el suspiro limeño y nuestra mazamorra morada”, comenta el Sr. Cubas mientras en la carta saltan nombres como: ceviche clásico, ceviche limeño con crema de ají amarillo, ceviche vanguardista con crema de rocoto y ceviche de salmón.

TascaJuancho3

Además, el menú pica la glotonería con el arroz chaufa, el sudado de Juancho, chupe de camarones y de pollo y la jalea mixta —que son dados de pescado, camarones y calamares  empanizados acompañados de papas fritas y salsa criolla. Por último, la causa limeña presentada en forma de una hermosa flor no puede faltar.

No hay forma de que el comensal no salga satisfecho de una comida tan agradable.

 

RECOMENDACIONES:

PARA CELEBRAR:
Benditas las manos que elaboran las costillas de cerdo confitadas.

EN LA MESA:
El ceviche de salmón, la causa limeña, la chaufa con mariscos y los anticuchos de ternera se deben probar.

EN EL SALÓN:
La sencillez en los salones no se compara con el menú tan sabroso que ofrece en mesa.

NO DEJE DE PROBAR:
El pisco sour promete amenizar la velada.

COORDENADAS:

Calle Miranda, Edificio Miranda. Chacao.

Teléfono: +58 212 267 51 77

 

Fotografías: Patrick Dolande.