Un circuito redescubre a Venezuela desde lo más bello y sabroso

23 posadas se unen en el Circuito a la Excelencia, invitando a redescubrir lo más bonito de Venezuela, incluyendo su buena gastronomía. Una nueva plataforma digital facilita, a quienes viven afuera y adentro del país, trazar su plan a la medida, incluyendo todos los servicios. 

 

Venezuela se extraña en la diáspora y también dentro del mismo país.

Son muchas las razones que han alejado a los venezolanos de los caminos y los paisajes de su país: la emigración y las dificultades internas han hecho que dejemos de visitar sus paisajes de llano, montaña, costa y selva. Pero un grupo de posaderos de varias regiones está empeñado en que volvamos a esos parajes y se han unido para facilitar ese reencuentro, ofreciendo servicios como transporte, seguridad, rutas guiadas y gastronomía, además de la posibilidad de contactarlos a través de una plataforma digital avanzada con pagos en bolívares y divisas que enlaza a varias posadas.

Ellos son los 23 posaderos que conforman el Circuito a la Excelencia, que tiene varios años de creado, y que recientemente se han reinventado, preparándose, como ellos mismos dicen, para los tiempos mejores que vendrán.

La Plataforma de Gestión de Turismo que acaban de estrenar permite al turista, que viva afuera del país o en la misma Venezuela, la posibilidad de armar en el mismo lugar, paquetes de viajes entre una, dos o más posadas que conforman el Circuito a la Excelencia, incluyendo los servicios que el turista quiera.

posada-comedor-de-noche

Al posadero esta plataforma también le ofrece varias ventajas como asesoramiento en marketing digital, e-learning (aprendizaje orientado a facilitar la experiencia de capacitación a distancia para sus empleados) y la posibilidad de realizar procedimientos de control y gestión de calidad.

El origen del Circuito a la Excelencia se remonta a 1999, después del deslave de Vargas, aunque formalmente existe desde 2004.

Cuenta Berta Paula García, de la posada El Solar de la Luna en Tucacas, que los posaderos siempre han sido muy unidos por lo que, ante aquel desastre natural, los dueños de alojamientos de otras zonas llamaron a los de Vargas para ofrecerles ayuda. A partir de allí se tejió una red de cooperación que, después de la emergencia, se transformó en un circuito para ofrecer excelencia.

El Circuito a la Excelencia se consolidó y ahora son 23 las posadas que lo conforman. Todas están obligadas a mantener estándares de calidad en el servicio, el alojamiento y la culinaria que ofrecen. La gastronomía es una parte importante del servicio integral y, por ello, cada posada se esfuerza por presentar una alta cocina regional con guiños internacionales para complacer a los turistas de afuera.

El buen sabor de Venezuela

 

Visitar cada posada es conocer una sazón distinta de Venezuela. En sus cocinas se amalganan sazones de sus pueblos cercanos y productos cultivados y criados en los alrededores e, incluso, en los mismos espacios verdes de la posada.

Berta Paula García, de El Solar de la Luna, una posada en Tucacas que desde siempre ha sido reconocida por su buen comer, explica que la idea es convertir la cocina en una emoción.

«Buscamos que la gastronomía rompa el celofán», dice Berta Paula con un entusiasmo que parece a prueba de crisis.

Al respecto, cuenta que se adaptan a la situación difícil pero siempre trabajando con creatividad en proponer «sabores espectaculares» que tengan de regional y de internacional.

Entre los platos más exitosos que sirven están pescado en salsa de coco y curry con platanitos dulces, pescado envuelto en hojas de plátano con arroz con coco, cordero al cacao, morcilla en camisa -que no es más que morcilla envuelta en arepa y es de las favoritas-, mero en salsa de café, asado negro a la caraqueña, plátano en bechamel y torta melosa.

posada-pescado-envuelto

 

El sabor genuino del producto merideño es una de las grandes apuestas de Estancia La Cañada, de Gabriela Marqués y Susana Araujo. Las mermeladas, los jugos y buena parte de las preparaciones son kilómetro cero, de cultivos muy cercanos, siempre frescos.

«Nuestros desayunos son famosos», aseguran Susana y Gabriela. «Hacemos pisca, arepas de trigo y maíz, mermeladas caseras, natillas, panquecas y algo que nos gusta mucho, los huevos arropados que son huevos envueltos en jamón y queso», describen.

posada-desayuno

En almuerzo y cena, entre los platos fuertes están trucha de varias formas, lomito en salsa bernaise, cremas del día hechas con vegetales de la zona y sopa de ajo, entre otras propuestas. «El menú se cambia con frecuencia para que la gente no se canse», dicen ambas hermanas.

Ricardo Freites, del Hato Las Caretas, es llanero de pura cepa, con varias generaciones arraigadas en la sabana. Y uno de sus grandes esfuerzos es mostrar que el Llano «es más que carne en vara y cachapas». Es pato, chigüire, babo, guisos variados…

En su posada, Freites combina una gastronomía de calidad con esos productos propios del Llano. El pato, que es de su propia cría, lo hacen en asopado con ají dulce, cebollín y arroz, entre otras maneras. Preparan el tradicional potaje palo a pique, ensalada de topocho, babo guisado. Al igual que en las otras posadas, los vegetales y las frutas son de la propia finca.

 

posada-compartir

 

Una de las preparaciones favoritas de todos los que van al Hato Las Caretas son las «orejitas», unas arepitas dulces delgaditas y crujientes que se doblan para hacer una concavidad y colocar allí lo que vendría siendo el relleno, casi siempre salado como queso blanco. Una de las atracciones entre los visitantes es aprender a hacer esas famosas arepas, que enganchan a cualquiera.

Foto: "Orejitas" del hato Las Caretas. Crédito: Cortesía Raymar Velásquez

Foto: «Orejitas» del hato Las Caretas. Crédito: Cortesía Raymar Velásquez

El encanto de las buenas posadas es que le ponen especial cariño a la atención a los huéspedes y eso incluye la buena mesa, la comida de calidad, e ingredientes frescos y bien preparados.

El lado bonito de Venezuela sigue allí, esperando a ser descubierto o redescubierto en muchos casos, a través de todos los sentidos.

Coordenadas

Instagram. @circuitodelaexcelencia

Web. Para reservar y conocer más: http://circuitodelaexcelencia.com/ . Cuentan con catálogo digital.