Vida sana

¿Cómo ayudar a los niños con autismo a través de la alimentación?

Hoy se celebra el Día Internacional del Autismo, y las especialistas de Nutriwhite orientan sobre la alimentación más adecuada para estos niños

Publicidad

El autismo es una condición donde se ve afectada la comunicación, la interacción y la conducta. Se evidencian trastornos digestivos como inflamación, diarrea, estreñimiento, crecimiento de microorganismos patógenos en aproximadamente un 90% de los pacientes, así como reacciones alérgicas y dificultad para desintoxicar, entre otros.

Nutriwhite cree en la alimentación como pilar fundamental y como la clave en la mejoría de todos estos síntomas del autismo, debido a que todo lo que consumimos entra en contacto directo con el intestino. Este órgano es de suma importancia porque en él se encuentra el 70% del sistema inmunológico, también hay presencia de gran cantidad de fibras nerviosas donde se producen neurotransmisores.

Considerado “el segundo cerebro”, allí se ubica la microflora bacteriana, nuestro “tercer cerebro”, que es regulada por el tipo de alimentación. Ambos cerebros son los encargados de contribuir con la producción de neurotransmisores como la serotonina, sustancia con la capacidad de viajar al sistema nervioso central para regular el comportamiento y la personalidad.

Afinar la alimentación

A los niños con esta condición de autismo se les deben evitar alimentos que les puedan generar sensibilidad o les perjudiquen y dañen el intestino y la flora bacteriana. También su sistema inmunológico y central.

Todos los 2 de abril se conmemora el Día Internacional del Autismo. Foto Mikhail Nilov / Pexels

Los alimentos a remover deberán ser estudiados en cada caso particular pero, en especial, se recomienda prescindir de los que son ricos en gluten, caseína y azúcares. Estos alimentos se comportan como bombas y causan intestino permeable, que permite el paso de alimentos mal digeridos, tóxicos, microorganismo patógenos y a su vez causa fuertes reacciones inmunológicas.

Hay que tener cuidado de darles dulces con gluten y azúcar. Son una bomba para ellos. Foto LM Crew / Pexels

También dichos alimentos suelen causar adicción e hiperactividad por el contenido de péptidos morfínicos y azúcares, responsables de causar los síntomas de autismo previamente mencionados.

Como sustitutos de estos alimentos se pueden incluir alimentos 100% naturales, libres de toxinas y aditivos. Se sugiere consumir:

  • Proteínas. Pescados, pollo, pavo, carnes rojas, cerdo, huevo, etc.
  • Grasas saludables. Aguacate, aceites de oliva, ajonjolí, coco, frutos secos etc.
  • Carbohidratos simples. Vegetales, tubérculos, leguminosas y frutas.

Si hay un niño con autismo en tu familia, o entre el grupo de amigos de tus hijos, infórmate más sobre su alimentación para que puedas incluirlos con seguridad en las actividades.

Fomentemos la inclusión de los niños con autismo. Photo by Tara Winstead / Pexels

La inclusión ayuda al pequeño con autismo pero también a quienes comparten con él.

Publicidad
Publicidad