<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Zea mays: el maíz

Choclo, mazorca, jojoto, miloho, avati, milho, sara, elote, estos y otros nombres están asociados al cereal en diferentes partes del mundo, y para el continente americano es lo mismo que el arroz para Asia o el trigo para Europa

Zea mays: el maíz

Arepita de manteca
Pa’ mama que da la teta,
Arepita de cebada
¡pa´papa que no da nada!
 
Zea mays es el nombre científico de la especie de gramínea originaria de América, siendo el cereal en la actualidad con mayor producción mundial, incluso más que el trigo y arroz, Zea viene del griego y significa vivir, y mays proviene de la palabra ma-hiz término que usaban los habitantes precolombinos de las Bahamas, Antillas Mayores y Antillas Menores, cereal que fue extendiéndose a lo largo de América desde Canadá hasta la Patagonia.
Del maíz existen muchas teorías acerca de su incurso, una que atestigua que sucedió en el centro de México hace aproximadamente 6700 a.C. y por otra parte la hipótesis de que su domesticación comenzó en dos regiones de forma aislada en Mesoamérica y en Perú, alrededor (y antes) del  4070 a.C.
Ocarina Castillo explica que en Venezuela  rondan diferentes teorías con respecto a su iniciación en el pais, indicando tres regiones  de donde originalmente viene el cereal;
“Una procedente del occidente de Mexico y Guatemala (costa pacifica), la segunda procedente del oriente de Centroamérica (costa atlántica) y la tercera, proveniente del sur de la Amazonia boliviana-peruana que se desplazó a través de Ecuador y Colombia, introduciéndose por los llanos occidentales.”
Asi mismo, existen diversas variedades del maiz, con respecto a su uso, tipos y colores, como el amapito, cariaco, irito, quiriquire, guereño, cascabelito, chimirito, chuco, guacharaco, yucatán, tengueragua, tuaye y tabaquito. El maíz es considerado  un artefacto natural, por lo  que lograr su producción y cultivo se hace necesario de la mano de los campesinos, ya que;
«El maíz resulta incapaz de reproducirse solo, debido a que sus granos están sólidamente sujetos a la mazorca y cubiertos por un envoltorio de hojas». Ocarina Castillo, en Los panes de Venezuela
Ofrece dulzura y versatilidad, cautivadora gramínea de la que obtenemos elaboraciones como la cachapa, mazamorra, tortas, hallaca, arepa, bollos, y muchas más, así pues, estos granos dorados han sido protagonistas de mitos y leyendas, dioses y religiones, que han dado cuenta de la naturaleza americana y que hoy más que nunca vale la pena recordar.
 
Para más información acerca del maíz, y otros aspectos en relación a su origen y usos:
www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/putiles2/putil2a.htm
 
 ]]>