<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

90% de escasez en medicamentos anticonvulsivos

El fenobarbital no se consigue en las farmacias. Tampoco Valcote o Epamina. La situación se ha agudizado en el último año y medio.

90% de escasez en medicamentos anticonvulsivos

Las vidas de pacientes con enfermedades convulsivas están en riesgo. El fenobarbital, medicamento que ayuda a tratar esta actividad neuronal, no se consigue en las farmacias.

Francisco Valencia, director de la Coaliación de organizaciones por los derechos a la salud y la vida (Codevida) aseguró a El Estímulo que los medicamentos anticonvulsivos escasean en un 90%, en todas sus presentaciones, pediátricas o para adultos.

“El Fenobarbital es uno de los medicamentos más solicitados y muy necesario para las personas con convulsiones. La escasez es alarmante. Vemos con mucha preocupación la situación porque mientras más pasa el tiempo, más vidas se ven en riesgo y muchas se van a perder”, dijo Valencia.

Entre 2 y 3 millones de venezolanos sufren de epilepsia, según la Liga Venezolana Contra la Epilepsia.

El Valcote y el Epamina, que también funcionan como alternativas para prevenir y controlar las convulsiones, tampoco se consiguen, indicó. Valencia expresó que desde 2015 ha acelerado la escasez, pero se remarcó durante 2016. En la actualidad “no se consiguen en ninguna farmacia”.

El director de Codevida explicó que el mes de marzo del año pasado se reunieron con la ministra de Salud, Luisana Melo, quien les indicó que se estaban “tomando cartas en el asunto” y se encontraban trabajando para fabricar el medicamento y estaría listo para abril.

“Ya estamos llegando a abril del año siguiente y no se ven en ningún lado”, dijo Valencia. Asimismo, manifestó que “ni hay ni va a haber, porque se ve que no es una prioridad para el Gobierno”.

El Servicio Autónomo de Elaboraciónes Farmacéuticas (SEFAR) distribuía los medicamentos anticonvulsivos a un precio razonable. Valencia explicó que el Gobierno no tiene la capacidad para fabricar los medicamentos, la capacidad financiera para traerlos del exterior o para importar la materia prima.

El fondo de ayuda solidaria de Codevida se ha quedado sin los medicamentos que las personas solicitan y “las redes sociales no se dan abasto”. Valencia explicó que muchos venezolanos han optado por acercarse hasta la frontera con Colombia para comprar los medicamentos.

“Hemos hechos múltiples denuncias, además de escribirle a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que conozcan sobre la situación de los medicamentos en Venezuela”.

Valencia exhortó al Gobierno a que deje el tema político a un lado y acuda a mecanismos internacionales de cooperación para solventar la crisis.