<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Cárcel de Ramo Verde es un centro de torturas, denuncia periodista opositor

El periodista opositor y activista social Carlos Julio Rojas, liberado tras 49 días de prisión arbitraria, denunció este viernes que la cárcel militar de Ramo Verde, en Los Teques, "es un centro de torturas físicas y psicológicas", donde se pasa hambre en condiciones inhumanas de reclusión.

Cárcel de Ramo Verde es un centro de torturas, denuncia periodista opositor

Rojas «decidió dar la cara al país» en una rueda de prensa acompañado por integrantes del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), y las ongs Expresión Libre y Espacio Publico, donde ofreció detalles de cómo fue su experiencia en la cárcel de Ramo Verde, según relataron en un comunicado los servicios de información de grupos opositores.
Reveló que más de la mitad del tiempo recluido la pasó confinado en una celda de aislamiento.
Carlos Julio Rojas es coordinador del «Frente en Defensa del Norte de Caracas». En su comparecencia ante los medios luego de ser  liberado el jueves, declaró que ser periodista fue un agravante en sus condiciones de reclusión y dijo que a pesar de estar preso en una cárcel militar y de las diferentes formas de hostigamiento, nunca dejó de ejercer como comunicador y luchador social.
“Al llegar a Ramo Verde el capitán José Ramón Boston Silva me gritó que allí era un criminal y que debía someterme a sus reglas de represión. A lo que me resistí aún estando apresado. Ser comunicador social y dirigente social se lleva en la sangre y en el corazón y eso no me lo podían arrebatar”, dijo.
Rojas relató como por solo ser periodista permaneció casi la mitad de su tiempo de presidio en una celda de aislamiento, un espacio de 2×2 metros, con delincuentes comunes. Estuvo más de más de seis días sin evacuar y con desmayos en dos oportunidades por falta de alimentos y agua.
“Esta era la respuesta del Gobierno a mis continuas denuncias que hice desde Ramo Verde, como la que hice hace pocos días donde declaré que solo recibíamos 60 gramos de comida al día. El ser periodista en una cárcel militar te convierte en un proscrito”, remarcó.
Señaló que más allá de los golpes, lo que más le dolió fueron las torturas psicológicas a la que fueron sometidos los 115 presos políticos que convivían junto con él en una sala del tamaño de un salón grande, que en el mejor de los casos dormían tres por colchoneta y debían convivir entre el excremento al saturarse las pocetas de los baños.
“A los jóvenes de 18 y 19 años los amenazaban más con golpes o cese de las visitas de sus familiares si no seguían las ordenes del penal. También debían espiar a sus compañeros y denunciarlos para ganar prebendas. El Gobierno de Maduro usa las cárceles como Ramo Verde para transformar a los de menos edad en personas alienadas y subordinadas al régimen como si fueran ´héroes de la patria´ muy al estilo Nazi”, aseguró.
Reveló que las cárceles de Venezuela están repletas de presos del hambre, en los cuales su único delito fue salir a protestar porque un pueblo no tiene que comer.
“Personas de zonas populares como Las Adjuntas, La Vega, El Guarataro o un carpintero de Yaritagua son solo ejemplo de ciudadanos humildes que fueron apresados injustamente. El hambre que pasa el pueblo en la calle también lo sufren en las cárceles”, dijo.
El gremio periodístico unido en contra de la represión
Edgar Cárdenas, vocero del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) seccional Caracas informó que en dos años siete comunicadores sociales han sido juzgados en tribunales militares, quedando actualmente en prisión dos reporteros en el estado Zulia, quienes fueron procesados de la misma forma que Carlos Rojas.
“La censura no es solo al sacar del aire a canales como RCN y Caracol, el Gobierno busca con esta detención criminalizar el ejercicio periodístico y callar la realidad de lo que ocurre en el país. El gremio seguirá unido para hacerle frente a esta avanzada contra la libertad de expresión”, indicó.
Rigoberto Quintero, abogado del periodista Rojas, detalló que este quedó bajo libertad con medidas cautelares que incluyen presentación cada 30 días, “prohibición de salida del país, no dar declaraciones a medios sobre su caso y no asistir a reuniones políticas.
Estas medidas las calificó de inaceptables y dijo que «sólo buscan callar la voz de los periodista que son el reflejo del sentir del ciudadano que sufre el hambre y la represión”.
CarlosJulioRojas
 
 ]]>

Hasta siempre, Charlie Ball... ¿right?

Maestro de la locución, Carlos Eduardo Ball falleció este domingo, a los 68 años. Se le extrañará mañana y siempre en el Circuito Éxitos, donde compartía canciones e información musical con su voz fuera de serie

Tres años en la locura hiperinflacionaria

En 2014 y 2015, cuando la inflación pisaba el acelerador, algunos pensaron que la debacle económica haría caer al régimen chavista. Ya vimos lo que ha sucedido. Andrés Cañizales para revista a lo que significan estos años de "hiper"