Chavismo inaugura embajada en Corea del Norte

El Gobierno de Nicolás Maduro inauguró este miércoles su embajada en Corea del Norte a fin de expandir "los lazos de amistad y cooperación entre Caracas y Pionyang", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores chavista.

En un escueto comunicado, la Cancillería de Maduro indicó que la inauguración estuvo encabezada por el viceministro para Asia, Medio Oriente y Oceanía, Rubén Darío Molina, y el viceministro de Exteriores de la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte), Pak Myong Guk.

Aunque Venezuela y Corea del Norte iniciaron relaciones diplomáticas en 1965, el intercambio bilateral entre ambos países fue ampliado tras la llegada al poder en Venezuela de Hugo Chávez en 1999.

Las relaciones se han profundizado durante el régimen de Nicolás Maduro.

En noviembre pasado, el presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo (Parlamento) de Corea del Norte, Kim Yong-nam, visitó Venezuela y sostuvo una reunión a puerta cerrada con Maduro sin que trascendieran detalles del encuentro.

Su visita se produjo en medio de una gira que también lo llevó a México y Cuba, este último un cercano aliado político de Maduro.

El régimen madurista y Corea del Norte acordaron en esa oportunidad estrechar sus lazos diplomáticos con la firma de un memorando de entendimiento político, y según han expresado altos dirigentes dentro del chavismo gobernante como Diosdado Cabello, entre ambos países hay una «cercanía ideológica».

Además, Corea del Norte manifestó en marzo de 2018 su «apoyo y solidaridad» al Gobierno de Maduro, al que posteriormente felicitó por su cuestionada «victoria» en los comicios presidenciales celebrados ese año.

Barcelona brilla antes del clásico contra Real Madrid

El partido se planteó como un nuevo desafío para el Barcelona ante un rival que le iba a apretar desde el primer instante e impedirle sacar el balón con alegría. Tanta es la presión en el Camp Nou contra su equipo por la salida del balón desde Ter Stegen que en el minuto 6 el público ya silbó al portero cuando éste tuvo el balón en los pies.