Colombia exige el retiro de obstáculos sobre los puentes internacionales

A pesar del anuncio hecho por Nicolás Maduro, donde informó sobre la reapertura del paso peatonal en los puentes internacionales que unen al país con el territorio colombiano, aun no se ha concretado completamente. La vía permanece parcialmente obstruida por los contenedores (llenos de arena) que se encuentran en el lugar desde el pasado 23 de febrero, cuando se intentó ingresar la ayuda humanitaria al país. Migración Colombia alertó que la permanencia de los obstáculos pone en riesgo la integridad y la vida de los ciudadanos, además que deteriora y las infraestructuras. 

El gobierno colombiano a través del Director General de Migración Colombia Christian Kruger Sarmiento, reiteró que deben ser retirados los contenedores que obstaculizan el libre tránsito en los puentes internacionales que unen a ambas naciones.

“La voluntad de apertura debe estar acompañada de acciones reales y con los flujos tan importantes de personas que se están dando, continuar con los contenedores en esos puntos pone en riesgo la integridad y la vida de los ciudadanos y la infraestructura de los diferentes puentes. Los contenedores deben ser retirados”, planteó la autoridad colombiana durante recorrido hecho por la zona de frontera.

Al mediodía de este domingo 9 de junio, Migración Colombia informó que cerca de 12.000 personas habrían ingresado por los distintos puentes internacionales procedentes de Venezuela. Asimismo, 6.000 ciudadanos habrían salido del territorio colombiano por la misma vía.

La autoridad migratoria, resaltó la disminución de los pasos a través de los caminos ilegales, conocidos como trochas donde delincuencia organizada obligaba a los transeúntes a realizar pagos.

“Se regresó al número de flujo migratorio registrado a través de los puentes internacionales antes del cierre de frontera. Más de 70 mil personas entraron y salieron del territorio colombiano por los pasos fronterizos legales de Norte de Santander, durante el primer día de apertura de frontera en el Estado Táchira por parte del régimen del Dictador Nicolás Maduro”, detalló.

Krüger señaló que fueron más de 34.000 los ciudadanos venezolanos que ingresaron al territorio nacional, mientras que cerca de 40.000 regresaron a su país el pasado sábado.

La autoridad migratoria colombiana anunció que se mantendrá el monitoreo permanente de la zona, así como el plan de contingencia que contempla el aumento en un 10% de los funcionarios de seguridad lo que permitirá atender cualquier eventualidad.