<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Cuáles son las opciones militares de Estados Unidos en Venezuela?

La declaración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que no descarta usar la opción militar para solucionar la crisis venezolana, levantó múltiples reacciones dentro y fuera del país. La firma Torino Capital evaluó los posibles escenarios basados en experiencias actuales e históricas.

¿Cuáles son las opciones militares de Estados Unidos en Venezuela?

Dan por descontado que los países latinoamericanos no brindarían su apoyo a esta iniciativa y que a Estados Unidos se le dificultaría conseguir la aprobación dentro de las Naciones Unidas o un grupo de naciones aliadas que la apoyen política u operativamente.
Torino explica que las intervenciones militares pueden tomar varias formas. Una de ellas es una intervención directa, como en Irak en 2003, cuando se movilizaron tropas, se derrocó al gobierno y se instituyó un régimen tutelado. Otra es una intervención indirecta, como en Libia. Esto apoyando a fuerzas rebeldes y promoviendo medidas como zonas de exclusión de vuelo y lanzando ataques navales y aéreos.
Como en Venezuela no existe un conflicto armado entre bandos similar a una guerra civil, ni representa una amenaza para la seguridad global, la opción de un intervención se parece más a  la ocurrida en Panamá en 1989. Estados Unidos la llamó Operación Causa Justa. Pero esta estuvo precedida por episodios de violencia de los seguidores del presidente Manuel Noriega contra ciudadanos estadounidenses y la intención del gobierno de apropiarse plenamente del Canal de Panamá, todavía bajo administración compartida.
La Operación Causa Justa también estuvo acompañada de una acusación por tráfico de drogas contra Noriega. Lo que lo asemeja al caso venezolano, por la inclusión en la lista de la Ofac, del vicepresidente Tareck El Aissami.
En 1989, recuerda Torino, que tanto la Organización de Estados Americanos (OEA) y Naciones Unidas, condenaron la operación, pero Estados Unidos la consideró un éxito tanto político como militar.
Por otro lado, la firma señala que Donald Trump enfrenta un escenario interno complicado en su país con baja popularidad y la estrategia de una operación militar podría ser un incentivo para subir en las encuestas.
 
 ]]>