El embarazo no tan planificado en Venezuela

Desde el 2003, se instauró en Uruguay el 26 de septiembre como el Día de la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes (DPEA) por instituciones públicas y privadas preocupadas en la materia, pasando a ser una iniciativa global a partir del 2007 con el patrocinio de Bayer. Según el diagnóstico del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), actualmente Venezuela lidera en Suramérica la tasa de embarazo en adolescentes que muestra que en el país se presentan 101 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años.

Daniela Guevara tiene 17 años y 5 meses de gestación. Mientras sostiene su barriga, con cejas fruñidas y mirada inocente, dice estar asustada «porque es muy temprano». Cuando se le pregunta qué desea ser al momento de cumplir la mayoría de edad, responde que su único sueño es seguir sus estudios, los cuales tuvo que paralizar en segundo año de bachillerato al recibir la noticia de su futura niña que aún no sabe cómo se llamará.

En Venezuela, según estudios de los Laboratorios Bayer, un 10% de la población utiliza algún método de planificación familiar, a pesar de que 90% de los jóvenes lo conocen. La vida sexual inicia a los 15 años y solo la mitad obtiene la información adecuada.

El asesor médico de la institución, Javier Flores, agregó que esto se debe a que la fuente primaria de los jóvenes venezolanos es el Internet, seguido de las redes sociales. Además, a ello se suma que los mitos se siguen transmitiendo. Por ejemplo, un 58% de las mujeres venezolanas confía que la malta caliente con canela provoca la menstruación, así como un 19% de los menores de 17 años cree que no hay riesgo de embarazo en la primera relación sexual.

Tanto Guevara, como Yolanda Rodríguez, quien tiene 15 años y un bebé de un mes, admiten que nunca utilizaron un método anticonceptivo. Ambas, un poco nerviosas explican que entre sus planes estaba el ser mamá, pero luego de un tiempo confiesan que fue una sorpresa y ahora desean tomar las precauciones correspondientes.

Rodríguez nunca estudió. Comenta que todas sus amigas están embarazadas y, las que no, ya tienen sus bebés. Janel Gabriel, es el de ella. A pesar de que vive en una casa ajetreada con siete personas, expresa que está feliz porque le gustan los niños.

El contexto sociocultural adverso también forma parte de las causas en estos embarazos adolescentes, afirma el gineco-obstreta de Femisalud, Miguel Yaramenko. «La niña quiere ganar cierto estatus. De recibir y dar afecto, por eso es que algunas te podrán decir que lo desean», explicó.

Madres adolescentes

El Ministerio de Salud arrojó que, en los últimos diez años, entre el 21% y el 24% de los nacidos vivos son de madres adolescentes, y que las complicaciones de parto y el puerperio son la cuarta causa de muerte en el grupo de mujeres entre 15 y 24 años de edad.

El mismo informe presentó que el 17% de las muertes maternas durante el embarazo, parto y puerperio ocurrieron en adolescentes, inclusive en pacientes entre 10 y 14 años.

La Organización Panamericana Mundial de la Salud informó que la mortalidad materna es de 2 a 5 veces más alta en las menores de 18 años, así como la muerte fetal y neonatal es de 50 veces mayor en hijos de madres adolescentes.

Igualmente, la investigación de Bayer indicó que la situación económica actual del país ha tenido una fuerte repercusión en los embarazos adolescentes, ya que un 43% señala que no utiliza anticonceptivos debido a que no los consiguen en farmacia. Un 26% respondió que eran muy costosos

Los expertos en el tema subrayaron que es necesario crear espacios para generar conversaciones sobre salud sexual y anticoncepción con fuentes veraces de información para evitar que se mantengan mitos que refuerzan prácticas sexuales de riesgo para el embarazo no deseado.

«Quisiera vivir en un mundo en que los niños solo jueguen a ser padres y no uno en que los niños sean los padres de otros niños», dijo una de las jóvenes encuestadas por Bayer, quien tiene 15 años y prefirió mantener su anonimato mientras salía de la maternidad.