Elección presidencial de FIFA se mantiene para el viernes

A petición de las autoridades estadounidenses, seis responsables de la FIFA, sospechosos de corrupción, fueron detenidos este miércoles en Zúrich.

La elección a la presidencia de la FIFA tendrá lugar el viernes como estaba previsto pese a la revelación este miércoles de un nuevo caso de corrupción, aseguró en una rueda de prensa Walter De Gregorio, director de la comunicación de la instancia.

De Gregorio también declaró que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y su secretario general, Jérôme Valcke, «no están implicados» en este asunto. A petición de las autoridades estadounidenses, seis responsables de la FIFA, sospechosos de corrupción, fueron detenidos este miércoles en Zúrich.

«Blatter está concentrado en el congreso y está relativamente tranquilo», dijo De Gregorio.

El Congreso de la instancia comienza oficialmente el jueves, antes de la elección presidencial prevista el viernes. «Eso no quiere decir que esté bailando en su despacho. Pero está muy tranquilo, ve lo que pasa, coopera con todo el mundo. No es un hombre feliz en este momento», añadió el portavoz.

«Es una sorpresa que ocurra hoy, pero no es una sorpresa que ocurra», añadió De Gregorio.

Al mismo tiempo, la fiscalía suiza se incautó este miércoles de documentos electrónicos en la sede de la FIFA en Zúrich, según un comunicado oficial, en una investigación penal por sospechas de «blanqueo de dinero y gestión desleal» en relación con la atribución de los Mundiales de fútbol de 2018 y 2022.

«Los enriquecimientos ilegítimos se habrían realizado al menos en parte en Suiza», precisó el ministerio de Justicia.

En este asunto, De Gregorio aseguró que los Mundiales de 2018 y 2022 en Rusia y en Catar, se disputarán como está previsto.

«No es un día agradable, pero es también un buen día, ya que las cosas avanzan y tenemos ganas de tener respuestas», declaró De Gregorio, que aseguró que la FIFA coopera «plenamente» con las autoridades suizas y estadounidenses.

«La FIFA es la víctima. Nosotros cooperamos, damos todas las informaciones que nos piden. Tenemos interés en que todas las cuestiones que se presenten encuentren respuestas», dijo.

«Es bueno para la FIFA. No en términos de imagen, sino en lo que concierne a la limpieza que hemos iniciado estos últimos años», insistió.