<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

FOTOS &#124; Lacava: El carro de Drácula es una especie de superhéroe

¿De dónde surgió la idea del carro de Drácula? Es la pregunta que muchos carabobeños se hacen desde que el nuevo gobernador de la entidad, Rafael Lacava, comenzó a amenazar a "bachaqueros" e infractores de las leyes con enviárselos.

FOTOS &#124; Lacava: El carro de Drácula es una especie de superhéroe

A algunos les causa gracia y sonrisas, incluso aplauden la iniciativa. A otros les da escozor que se invoque a un vampiro encapotado para hacer cualquier labor, por buena que esta sea. Lo cierto es que el carro de Drácula no pasa desapercibido y se cuela en muchas conversaciones, redes sociales y en chats colectivos, incluso en otros países donde venezolanos se reúnen para ponerse al día sobre las noticias.
Lo que pocos saben es que la idea es completamente atribuible al gobernador Lacava, quien contó a El Estímulo que todo comenzó mientras daba un discurso en medio de su campaña.
En esa oportunidad, con su verbo encendido, ofrecía acabar con las «mafias» que perjudican a los ciudadanos. Y en medio de su alocución, recordó el sketch donde el humorista Emilio Lovera –a quien calificó como uno de los mejores de Venezuela- mencionaba al carro vampiresco que a todas luces generaba temor. De inmediato lo mencionó y ofreció activarlo de llegar al Ejecutivo regional y así fue.
“La historia del carro de Drácula surge ante la necesidad de dar una respuesta a quienes se sentían totalmente desprotegidos en este estado. Para nadie es un secreto que aquí pareciera que la delincuencia y la forma de bandidaje nos estaba ganando la pelea, no solo por el número de eventos, sino que la gente sentía que no tenía respuesta y protección”, narró.  
 
La primera actuación de este símbolo -o nuevo paladín de la justicia- ocurrió a pocos días de su juramentación como gobernador. Envió a cuerpos de seguridad a detener a todo aquel que consiguieran revendiendo las entradas de un partido de béisbol entre Caracas y Magallanes. Ese día fueron 32 los aprehendidos, pero aún no existía físicamente el carro que sería famoso unas semanas después.
“El carro de Drácula es una especie de superhéroe que genera en el ideario y en la psique de la gente la sensación de que el Estado está presente y cumpliendo con su rol; que el gobierno está al frente de la lucha y combate contra la inseguridad, que fue una de mis grandes propuestas durante la campaña”, destacó.
 
Relató que cuando fue electo alcalde de Puerto Cabello –uno de sus primeros logros- fue al combate contra la delincuencia. Ahora se afana en repetir la experiencia pero en los 14 municipios que conforman este estado del centro del país.
A días de haber asumido su nuevo despacho, un desperfecto en la planta Pao I dejó muchas zonas de Carabobo sin servicio de agua. Ello generó que las cisternas que venden agua hicieran largas filas frente a un llenadero en la zona de Guaparo, al norte de la capital carabobeña.
Al poco tiempo eran muchas las quejas de sobreprecio de estos camiones y hasta el lugar llegó el secretario de Seguridad, comisario José Domínguez. Pero Domínguez no asistió solo. Llevó con él un viejo carro al que apodó el carro de Drácula. Fue la primera aparición. Sin embargo, aún no estaba listo el modelo final.
Con el paso de los días, el gobernador Lacava logró adquirir un carruaje funerario, original del año 1970, al que comenzaron a adecuar para convertirlo en el carro de Drácula. Ya el color negro de latonería y asientos estaba listo, pero construyeron una jaula que fue colocada en la parte trasera donde habitualmente irían las urnas. También le adicionaron unos faros LED, con tonalidad morada tenue en la parte inferior del vehículo, que se encienden justo cuando se prenden las luces.
DSCN7403[1]
La primera salida del carro fue por la zona de la avenida Bolívar y de El Viñedo. A muchos causó sorpresa cuando observaron al propio mandatario regional conduciéndolo. “Fui con varios secretarios y se montaron atrás un escolta y el secretario de Política, Samuel Cohén”, explicó.
Luego del paseo y de regresar con más aplausos que desaprobaciones, el vehículo está estacionado en la residencia oficial Quinta Carabobo, en la urbanización El Trigal.
En dos de sus ventanillas le colocaron unas imágenes pequeñas de Lacava emulando a un vampiro pero sonriente. En realidad las fotos son casi imperceptibles desde lejos.
DSCN7402[1]
Debido a su estado de antigüedad, no es sencillo que pueda circular hacia otros municipios de Carabobo, pero en todos se habla de él, muchos quisieran verlo.

“Este es un Drácula bueno”

Lacava dijo que no le preocupa que algunos lo critiquen por esta iniciativa o que lo señalen por traer a un símbolo del vampiro misterioso a la vida cotidiana de los carabobeños.
“Este Drácula es un superhéroe, es un defensor del pueblo. Este es un Drácula bueno que no chupa sangre sino que busca a los bandidos y que respeta, por supuesto, las leyes y el ordenamiento jurídico que tiene la República”, recalcó.
 
Para él, lo importante es que la gente sienta que está representada por las fuerzas del bien y por la ley.

Espaldarazo a la seguridad

En apenas un mes de gestión, Lacava considera que ya tienen una Secretaría de Seguridad fortalecida y con mayor moral.
“Tenemos un cuerpo de policías que va a contar con un gran apoyo por parte del gobernador en cuanto a sueldos, retribuciones salariales,  en el área alimentaria y de seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM) porque es necesario mantener a la tropa con la moral en alto”, puntualizó.
Recalcó que uno de sus objetivos en estos cuatro años de mandato que tendrá es devolverle la seguridad a los habitantes de Carabobo.

]]>