<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La trampa del diálogo polarizado y polarizante

Hoy el sistema electoral venezolano, e incluso el Poder Electoral, no es reflejo de la realidad política venezolano mucho más diversa y democrática que sus sistema electoral polarizado y polarizante.

Sería absurdo no estar de acuerdo con el diálogo que está siendo mediado por El Vaticano en Venezuela para evitar que los niveles de conflicto se colombianicen, eso está muy bien, pero el problema hoy no es el qué, sobre lo que más del 90% está de acuerdo, el asunto es el cómo.

Lo hemos venido advirtiendo desde hace tres años, la posibilidad de un diálogo eficiente, que avance en acuerdos que logren destrabar la crisis económica, política y social del país, debe partir del principio de que la polarización le hace hoy un tremendo daño al país, ya que no representa a la mayoría de la población que cada vez más no se siente identificada ni en la cúpula del Psuv (gobierno) ni de la Mud, aun cuando el sistema electoral venezolano entrampa a los ciudadanos a tener que optar por uno u otro polo como consecuencia de una racional “economía del voto”, tal como sucedió el 6 de diciembre de 2015.

Hoy el sistema electoral venezolano, e incluso el Poder Electoral, no es reflejo de la realidad política venezolano mucho más diversa y democrática que sus sistema electoral polarizado y polarizante.

Es por ello, que cualquier intento por desarrollar un diálogo que conduzca a resoluciones concretas debe involucrar a los actores políticos, económicos y sociales que tienen propuestas puntuales para salir de la crisis y no sólo aquellos que pugnan por controlar la renta petrolero, ya bastante escasa. Mientras esto no pase, el bajo nivel de representatividad destinará este gran esfuerzo al fracaso.

Pero aún más importante, si las negociaciones excluyen la legitimación de las mayorías, como hasta ahora ha ocurrido, dejando de lado al Referendo Revocatorio, sólo para adelantar un pacto del “borrón y cuenta nueva”, en el marco de la componenda polarizante de que todo lo que esté por fuera de ella quede convertida en “polvo cósmico y arena playa”, no tendremos ninguna duda en confrontar y evitar que tal cosa se dé, ya que una acción como esta estaría atentando en contra de La Constitución y de los principios democráticos y participativos que la acompañan.

El mercado de las pulgas de Maracaibo es foco de coronavirus

Venezuela reportó 111 casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, 73 en retornados de Colombia. Según Maduro, el presidente de ese país, Iván Duque, dio la orden de contaminar los autobuses en los que regresan. De los 18 casos comunitarios detectados en las últimas 24 horas, 9 son de Maracaibo. Seis de ellos son del Mercado de las Pulgas