<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La Vega se encendió por intento de saqueos a comercios

Sectores de La Vega fueron sacudidos este viernes cuando una multitud intentó saquear a varios comercios, obligando la intervención de efectivos de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional.

La Vega se encendió por intento de saqueos a comercios

Los disturbios comenzaron cuando una turba intentó saquear una panadería llamada Ferman Pan, en el sector San Miguel. Confusión y gente corriendo en las calles durante ese momento fueron reseñadas en videos publicados en la red social Twitter.

Testigos del suceso también afirman que la multitud intento saquear un camión repleto de pollos y otros comercios ubicados en San Miguel. La acción policial disuadió los ánimos de las personas, que se enfrentaron con los agentes.

Fernando Correia, dueño de panadería Ferman Pan negó que haya disparado contra los vándalos que intentaron saquear a su comercio, tal como se reseñaban en las redes sociales.

«No tenemos nada que ver con la situación. Llegaron unos camiones a traer pasta y productos a otros comercios. Aparentemente una turba secuestró uno de los camiones y se lo llevaron a la parte alta de La Vega. Hubo tiros de otras personas que estaban cerca de la panadería, no tiene nada que ver con nosotros», aseguró Correia en declaraciones a la página web del diario El Nacional.

Motorizados de la Guardia Nacional Bolivariana tomaron la redoma de La India para prevenir otros intentos de saqueo en la zona.

Humanizar la vida

Ramón Guillermo Aveledo plantea en este escrito que la inocultable depauperación socioeconómica del venezolano rebasa la opacidad oficial, que busca disimular verdades mientras se acentúan los dramas sociales agravados por el contraste entre el conocimiento público y las penurias de los ciudadanos

La voz, otra víctima del coronavirus

Cualquier consecuencia respiratoria tendrá efectos en la voz. Incluso las medidas protectoras para evitar el contagio (el uso de mascarilla o el mantenimiento de la distancia interpersonal, entre otras) afectan sustancialmente a su manejo, tanto a nivel social como en su uso profesional.