<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Magistrado Ángel Zerpa lleva más de 100 horas incomunicado de su familia

Supuestamente está recluido en la sede del Sebin en El Helicoide, aunque nadie lo ha podido constatar. Su hija Carmina afirma que su papá fue secuestrado por los agentes del Estado, pero está segura que se mantendrá firme hasta el final porque es un hombre de convicciones democráticas muy fuertes.

Magistrado Ángel Zerpa lleva más de 100 horas incomunicado de su familia

La última persona que lo vio con vida fue su hermana, ya que andaban juntos cuando la policía política los persiguió y después de lanzar un disparo al aire, hicieron que se detuvieran para posteriormente llevase detenido al magistrado Ángel Zerpa. Luego de su arresto lo presentaron en la Corte Marcial (tribunales militares en Fuerte Tiuna), donde tampoco lo vio algún allegado o abogado.
Su hija Carmina Zerpa, aseguró que tiene más de 90 horas sin saber de su padre. Ha ido a ese lugar que, en tiempos de dictadura sería un centro comercial, El Helicoide, pero que ahora es un centro donde presuntamente practican torturas y tratos crueles a las personas detenidas, pero no hay respuestas del magistrado.
“Nos dicen que sí está ahí pero no lo hemos visto, entonces no sabemos”, manifestó Carmina.
El Ministerio Público presentó un amparo ante la Corte Marcial a favor de Zerpa, para que su caso fuese trasladado a las instancias ordinarias ya que se está violando el principio del juez natural. Esta petición la hizo el fiscal 85 con competencia nacional. Cabe destacar que, ni el Ministerio Público, ni sus abogados privados ni sus familiares, han podido constatar el estado del profesor universitario.
Tales han sido las violaciones al debido proceso, que Ángel Zerpa asumió su propia defensa frente a la mayor Claudia Pérez, juez del tribunal 1ero de control militar, ubicado en Fuerte Tiuna. La funcionaria no dejó ingresar a los abogados defensores civiles. Luego de esto, y ante el indebido proceso tras ser privado de libertad acusado de traición a la patria, Zerpa se declaró en huelga de hambre, según sus familiares.
“Nosotros le hemos llevado ropa, medicinas y comida y en la parte de abajo del helicoide nos dicen, dejen un papel con su nombre y ya; no sabemos si se lo llevan”, dijo la hija del magistrado, quien agregó que supuestamente su papá no había querido recibir la comida que le han llevado, pero indicó que son rumores porque no han tenido contacto con Zerpa.
Carmina dijo estar clara en que, todo lo que está ocurriendo con su padre y la persecución al resto de los magistrados es violatorio de la Constitución Nacional.
“Para mí esto más que una represalia hacia mi papá o hacia cualquier otro magistrado, es una represalia hacia el pueblo, hacia las personas que piensan diferente, que piensan en un país mejor y en una democracia. Mi papá fue secuestrado, sin orden de captura y él no ha cometido ningún delito, él solo fue juramentado por una Asamblea que es totalmente constitucional”.
“Yo no creo que mi papá vaya a renunciar”, respondió Carmina cuando se le hizo referencia a que un magistrado había renunciado en la sede del Sebin.
“Mí papá está muy orgulloso de lo que estaba haciendo para intentar retomar el hilo constitucional que se ha perdido en el país, es un hombre apegado a sus ideales de libertad, de democracia, es un excelente penalista y se ha encargado de educar a muchas personas para que sigan ese mismo camino apegados a las leyes”, aseveró Carmina, quien calificó a su padre como un hombre valiente al tomar juramento frente a un parlamento que el gobierno descalifica.
Recordó que desde el día 21 de julio, ellos notaron la inusual presencia de carros estacionados frente a su casa. Al día siguiente, Carmina manifestó que su papá comenzó el día como siempre lo hace y en horas del mediodía almorzaron. En la tarde cuando ya finalizaba su día y regresaba a casa junto a su hermana, se dan cuenta que los venían siguiendo, fue donde comenzó la persecución que terminó en la detención en Los Cortijos.
Ángel Zerpa tiene 56 años, es abogado penalista y profesor universitario. Ha impartido cátedra en la Universidad José María Vargas, Universidad Central de Venezuela, Universidad Católica Andrés Bello, Escuela de fiscales del Ministerio Público, entre otras. Forma parte del equipo de abogados de la Fiscal General Luisa Ortega Díaz.
 
magistrado zerpa]]>