Obras de Odebrecht en el Metro están paralizadas desde 2015

Los campamentos de la empresa brasileña, que llegó a Venezuela de la mano de Chávez y Lula, se encuentran inactivos desde finales del año pasado, informaron trabajadores.

Obras de Odebrecht en el Metro están paralizadas desde 2015

De cuatro campamentos visitados el día jueves, ninguno se encuentra activo en su totalidad. La única operación que se mantiene constante en los espacios caraqueños entregados a Odebrecht es el de la vigilancia por parte de no más de cuatro hombres.

-La estación Bello Monte sigue como fue inaugurada, a la mitad-

El campamento ubicado en Bello Monte, y que tiene como finalidad concluir la estación de metro que lleva el mismo nombre de la zona, se mantiene paralizada desde diciembre de 2015, aseguró el supervisor de seguridad de esa construcción.

El mismo trabajador supone que si la obra se reanuda después de Semana Santa se podría terminar en diciembre de este año. Los obreros que mantienen alguna actividad distinta a la vigilancia en ese campamento solo tratan una filtración de agua que se produjo recientemente.

Asimismo, el vigilante de la obra aseguró que a las 8:00 de la mañana del pasado miércoles, una comisión que vino desde la casa matriz en Brasil pasó a supervisar los diferentes campamentos de la empresa en Caracas. Sin embargo, esta información no fue corroborada por los otros guardias entrevistados durante el recorrido hecho por El Estímulo.

A esta fecha, la estación del metro Bello Monte se encuentra en las mismas condiciones desde que fue inaugurada en la madrugada del miércoles 4 de noviembre de 2015 (a casi un mes de las elecciones parlamentarias): a la mitad.

10032016-IMG_9865

Estación Metro de Bello Monte

10032016-IMG_9876

 

– “Solo se resguardan las instalaciones” –

A pocos metros de esa nueva estación del Metro de Caracas, se encuentra otro espacio de construcción de Odebrecht, justo en la avenida principal de Bello Monte. El vigilante del lugar indicó: “Esto no está funcionando, solo se resguardan las instalaciones” por una pequeña ventanilla que da a la calle.

El socio del negocio adyacente a la construcción, Fernando Reyes, aseguró que la construcción se mantiene detenida desde noviembre, lo único que logra ver es la entrada y salida de camiones pero ninguna obra en desarrollo.

10032016-IMG_9889

10032016-IMG_9870

 

– La construcción de una nueva estación del metro quedó solo para distribuir cemento –

Otra obra se ubica en el inicio de la avenida Río de Janeiro en Las Mercedes, y aunque el espacio fue entregado para la edificación de una nueva estación del Metro de Caracas, el campamento en la actualidad solo es una distribuidora de cemento.

El vigilante del lugar, que trabaja allí desde hace un año, manifestó que la construcción no está activa desde diciembre del año pasado debido a la discusión de contrato del personal de la obra, la cual asegura que se hace anualmente.

El mismo trabajador negó la visita de alguna comisión supervisora que mencionó el vigilante del campamento de Bello Monte.

– El personal “se reparte” entre los diferentes campamentos – 

En Bello Campo, una cuarto espacio se mantiene ocupado por Odebrecht. Sin embargo, la actividad obrera no se pudo apreciar en el recorrido aunque el vigilante del lugar aseguró que los trabajadores fueron “movidos” temporalmente al campamento ubicado en Parque Miranda.

El personal de seguridad de ese otro campamento, ubicado en la avenida Francisco de Miranda, aseguró que en ese espacio se mantiene paralizada la la actividad obrera desde 2015. Lo único que se hace desde ese punto de Odebrecht en Caracas es llevar actividades administrativas.

10032016-IMG_9893

10032016-IMG_9894

 

Aunque los empleados entrevistados trabajan directamente con la empresa brasilera Odebrecht, no todos conocen la condena de 19 años que enfrenta el presidente de la compañía, Marcelo Odebrecht. Quienes se enteraron de la noticia -solo dos de los entrevistados- lo relacionan con las investigaciones a las que está siendo sometido Lula da Silva.

Al cuestionar a uno de los vigilantes sobre el caso solo mencionó una palabra: “corrupción”.