<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Por qué la gente se toma fotos en la Esfera de Soto?

La Esfera Caracas se ha convertido en el referente de las redes sociales de los caraqueños, especialmente en Instagram, donde docenas de fotos con el monumento a espaldas -o sosteniéndolo, o señalándolo- suben al día como símbolo de la capital venezolana.

¿Por qué la gente se toma fotos en la Esfera de Soto?

Eliana y Carlos se comprometieron el fin de semana antes de Navidad. Su familia y amigos cercanos ya lo sabían el sábado 23 cuando, con el intenso sol del mediodía, se estacionaron justo antes del distribuidor Santa Cecilia, en la autopista Francisco Fajardo. El resto de sus conocidos lo sabrían por una foto en Instagram con el anillo y la Esfera de Soto de fondo.

La obra del maestro Jesús Soto fue entregada, luego de una larga restauración, en la misma fecha -23 de diciembre- pero de 2014. 120 días de trabajo continuo fueron necesarios para complementar y alinear sus varillas metálicas. Tres años después, recibe decenas de curiosos y fotoaficionados -y no tan aficionados- que quieren retratarse en la estructura como lo harían en París frente a la Torre Eiffel.

¿Cuándo comenzó todo esto?

La primera fotografía pública utilizando el hashtag #EsferaDeSoto luego de la restauración, pertenece a Daniel y Eduardo Villamizar, venezolanos y parte del proyecto Moteando Suramérica. Se publicó apenas ocho días después de la entrega de la obra por parte de Pdvsa La Estancia.

Salvo casos muy puntuales, como algunos atrevidos que decidieron pararse y posar frente a la monumental escultura, la bola naranja no era una parada popular durante los primeros meses de 2015. Las fotografías que se publicaban eran las típicas que se toman mientras se recorre la autopista en carro:

A mediados de ese año, un particular grupo prestó atención y sacó provecho de la locación: los fotógrafos de boda. Lentes como el de Julio Caraballo, Eric Urbina y Gustavo Ledezma, entre muchos, comenzaron a publicar sesiones tanto previas como del día del matrimonio con la Esfera de fondo.

Quizás por esto, más personas se atrevieron a bajarse en 2016. Parte de la restauración de Pdvsa incluyó una rampa de servicio donde se pueden estacionar, sin problemas y sin estorbarse, un par de carros. En las redes sociales se podía ver, aproximadamente, una foto diaria de alguien posando con la escultura de fondo. A los novios comenzaron a acompañarlos, en estricto orden, los «conceptuales», los que «sostienen» o «cargan» la Esfera y uno de los grupos favoritos que se siente atraído por la obra: los que se toman la foto haciendo una pose de yoga.

2016 también sirvió para la primera foto de protesta frente a la Esfera Caracas 360: El 16 de agosto un grupo de estudiantes de la UCV posó con una pancarta que reza «los estudiantes no se rinden».

Las protestas de 2017 fueron el catalizador que alentó a conquistar el espacio. Como la autopista Francisco Fajardo estaba cerrada hasta el distribuidor Santa Cecilia -locación de la Esfera de Soto-, muchos manifestantes utilizaron el espacio para reencontrarse, tomar camino a casa y, en ocasiones, tomarse una foto con la escultura y el Ávila de fondo.

Además, por las fechas, dos incidentes pusieron a la locación en boca de todos: el 5 de abril una pareja se desnudó para hacerse una fotografía frente a la Esfera y fue capturada en un video aficionado que se hizo viral en redes sociales.

La siguiente semana, los conductores se impresionaron al ver a una mujer trepando el asta de bandera que se encuentra en el lugar.

Una publicación compartida de @m01nsta el

A partir de julio, el lugar es frecuentado por decenas de personas al día, buscando una foto o, como en el caso de Alfredo, un lugar para compartir un rato en familia. El llevó a todo su clan no sólo por la típica instantánea frente al bullicioso metal naranja, sino también para que los pequeños pudieran distraerse un rato. «Es que es el nuevo sitio turístico de Caracas», comentó. En diciembre, Instagram registró la subida de una foto en la Esfera Caracas 360 cada hora y media, aproximadamente.

EE_Esfera_Soto_Felipe_Rotjes-10

¿Por qué la Esfera? ¿Tiene algún significado particular?

Owuar Herrera y su novia no dudaron en parar su motocicleta al llegar al lugar. Venían de la Cota 905 y habían pasado muchas veces antes, pero al ver el bullicio finalmente se atrevieron a hacerse su foto. Para el joven, la Esfera «simboliza a Caracas y al caraqueño». Por ese mismo motivo, Eliana y Carlos decidieron hacer su foto de compromiso allí. «Es un monumento emblemático», apuntó la futura novia en brazos de su prometido. Carlos, su amigo, aprovechó además para tomarse su foto con su acompañante, esperando ganarse unos puntos con ella. Eliana los capturó con su celular.

EE_Esfera_Soto_Felipe_Rotjes-13

Ese simbolismo, el de lo caraqueño, también llevó Edmundo a esa parcela entre la Carlota y la autopista. Su caso es otro, más nostálgico. Hace unos días vendió su carro y se prepara para emigrar. La Esfera se ha convertido también en el último recuerdo de la capital venezolanos para muchos que decidieron marcharse, como cuatro jóvenes que ya tomaron el camino al sur del continente, pero aprovecharon sus últimos días para congelar en el tiempo ese momento: montaña y arte cinético.

Esfera-de-Soto-EI-DanielH-6

Valeria, de 8 años, arrastró a su papá desde Caricuao para hacerse «la foto». Sacó sus lentes de sol y posó para el teléfono por un buen rato. Parejas van y vienen todas las tardes, buscando ese instante que los inmortalice en sus aparatos, o en sus redes sociales. Christian, psicólogo, vino desde Yaracuy porque no quería irse de Caracas sin posar frente a la estructura -saltando, para más señas. Mientras más gente, más carros se paran. «La gente iba a pensar que soy un ridículo, pero vi esto full y me la tomé», dice Kesmer mientras sonríe.

EE_Esfera_Soto_Felipe_Rotjes-4

EE_Esfera_Soto_Felipe_Rotjes-15

En lo que todos coinciden es que en el sitio se sienten seguros, a pesar de no haber ningún tipo de presencia policial ni militar. «Sólo acá puedo sacar mi teléfono y hacerme una foto, eso no lo hago en El Calvario ni en la Plaza de los Museos porque me roban», señaló Alberto, quien llegó acompañado por su esposa e hija desde El Cafetal. Por eso también los pequeños de la familia de Alfredo juegan con un frisbee mientras los grandes posan. «Es un espacio… refrescante», apunta.

La estructura se encuentra en buenas condiciones, a pesar de que en varias ocasiones se han robado parte de su alumbrado. Entre las varillas hay un par de botellas, escondidas, a pesar del profundo foso que aísla la escultura. Son la única mancha negra. Eso y una bolsa de basura frente al monolito de piedra que señala su reinauguración en 2013.

EE_Esfera_Soto_Felipe_Rotjes-19

Una hora después de llegar, Eliana y Carlos se despiden y toman camino por la autopista hacia el Este. 15 minutos después llega Luisana, sola. Antes de tomar una foto se queda mirando detenidamente la «genial, imponente» obra del maestro Soto. Toma un par de fotos y se va. La Esfera Caracas se queda sola, toma un respiro, esperando por sus próximos visitantes.

EE_Esfera_Soto_Felipe_Rotjes-16

¿Para qué sirven los partidos políticos en Venezuela?

En el siglo XX los partidos políticos fueron los grandes protagonistas del país, pero ahora la historia es distinta: solo existe una voz cantante, la del gobierno. Después de ser los mediadores entre la ciudadanía y el Estado, estas organizaciones perdieron la conexión con la gente. ¿Qué pasó aquí?