¿Qué pasó realmente con Kenneth Zseremeta?

El ex entrenador de la Vinotinto femenina sub-20 fue desvinculado del combinado patrio en un comunicado. La Federación Venezolana de Fútbol alegó malos resultados, la presencia de Pedro Infante en el ente rector despertó suspicacias y la redes sociales explotaron politizando el tema. Pero, en verdad, fue el "desgaste" lo que cerró con frialdad el ciclo del estratega más exitoso en la historia de las selecciones nacionales

«Nuestras jugadoras manifiestan un grado de desnutrición tremendo», fue la frase que más eco hizo en las declaraciones de Kenneth Zseremeta, a Globovision, luego de obtener el bronce en los Juegos Bolivarianos. El bicampeón sudamericano con la Vinotinto sub-17 y que había logrado dos cuartos lugares en los Mundiales de la misma categoría, hacía la enesima denuncia en pro a sus jugadoras, pero que terminó siendo la última.
El martes 28 de noviembre, sin ninguna señal aparente que anticipará esta decisión, la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) publicó un comunicado que desviculaba al estratega panameño de la selección, tras nueve años de servicio. La razón argumentada fue que «los resultados no han sido los esperados», en referencia al rendimiento de la sub-20 en un cuadrangular en Babahoyo (Ecuador), Copa Pdvsa y Juegos Bolivarianos, de cara al Sudamericano de la categoría, en enero, en suelo meridional que dará dos cupos al Mundial de Francia 2018.
Si bien, y nunca se dice, los resultados con la mayor y la sub-20 nunca fueron positivos, no se puede juzgar a Zseremeta por ese motivo. El panameño trabajando con la uñas y recorriendo el país en buseta sacó el fútbol femenino del anonimato, le dio dos títulos Conmebol, los clasificó a tres mundiales y obtuvo una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud (2014); todo con la sub-17.
Cabe destacar que una particularidad en los procesos del panameño es que lo resultados previos no eran nada alentadores, pero a la hora de la verdad terminaba cumpliendo. «Decir que los resultados de nuestro DT no son positivos es tapar los ojos ante la realidad», dice un fragmento de la carta que firmaron las mundialistas: Daniuska Rodríguez, Sandra Luzardo, Hilaris Villasana, Hilary Vergara, Nayluisa Cáceres, Verónica Herrera, Jeismar Cabeza, Alexa Castro, Olimar Castillo y Yerliane Moreno, para exigirle a la FVF que restituyeran al canalero en el cargo. Cabe destacar que las 10 son piezas importantísimas, practicamente la columna vertebral, de la Vinotinto sub-20.Esta muestra de apoyo se hizo pública el jueves 30 de noviembre.
Pero el día más álgido fue el miércoles 29 de noviembre, cuando el país se enteró de la noticia. Entendiendo el fenómeno que en Venezuela lo hecho por categorías juveniles predomina en atención que lo realizo por la absoluta, cuando usualmente es viceversa, la salida de Zseremeta no se entendió.
Se destapó las suspicacia y la presencia de Pedro Infante, ministro para la Juventud y el Deporte, como vicepresidente de la FVF en la ecuación, aunado a la declaración de la «desnutrición» daba como resultado la presencia de una mano negra, o mejor dicho roja, en la destitución. “Me gustaría que la FIFA sepa de esto. Desde que llegó el vicepresidente me querían botar”, aseveró Zseremeta en una entrevista radial a Sergio Ruiz en el programa radial «Un buen momento».
Estás conmigo o en mi contra
 
Las redes sociales hicieron erupción en un país polarizado hasta los tuétanos, como gran legado del comandante eterno que logró, como escribió Leonardo Padrón parafraseando a Ernesto «Che» Guevara, que la revolución hiciera extraordinario lo ordinario. Así que un tema tan irritante para el gobierno como el hambre, que bien ha denunciado El Estímulo y le valió un premio de la Sociedad Interamerica de Prensa (SIP) a la Excelencia Periodistica este año, fue el detonante. Así que Zseremeta, quien ha sabido doblarse para no partirse (alabando a la FVF y el Instituto Nacional del Deporte (IND) cuendo le cumplen, y criticado con rudeza cuando falla), paso a ser una víctima más, de la larga lista, del régimen de Nicolás Maduro.
La política lo abarcó todo y no hubo espacio para buscar otra razón oculta. Ese mismo miércoles, la gran referente del fútbol femenino, Deyna Castellanos, le declaró a los diarios Panorama y Líder, y en ambas conversaciones agradeció el trabajo de Zseremeta y respetó la decisión de la FVF. Incluso para el diario marabino comentó: «Creo que su proceso terminó».
Con esa frase la aragüeña paso de ídola a «chavista desenmascarada» y frases como «A la reina se le cayó la corona» se hicieron virales en ese mundo de las redes sociales, donde la intolerancia predomina. Y es que la persona que no apoyara a Kenneth a ultranzas sembraba otro árbol para tapar el bosque del gobierno, donde el hambre y la inflación maltratan al venezolano cada minuto, aunque sus gobernantes sigan barriendo los problemas para ponerlos debajo de la alfombra.
«Es más de la parte médica, no he hablado con mis compañeras con respecto a las declaraciones que dio Kenneth sobre desnutricion. Son cosas que ya se veían venir y no es un secreto», indicó Deyna a este servidor cuando se le consultó por el tema de la desnutrición. También aclaró que mantenía mucha comunicación con Zseremeta, a pesar que el Sudamericano estaba muy cerca, ni si quiera algún trabajo en específico para paliar los efectos de la altura.
Las declaraciones de Castellanos no tenían nada extravagante: «gracias por todo», «hablar de desnutrición le compete al médico» y «respeto la decisión de la FVF». Sin embargo, todo se centró en la política sin hurgar un poco más como soltó entrelíneas la delantera en su Twitter: «Es tan fácil hablar sin saber».
El arrepentimiento
 
Había un trasfondo en el despido. Los resultados tuvieron su peso, pero fue leve. La declaración fue la gota que derramó el vaso. Fuentes cercanas a la FVF y a las selecciones, que prefirieron reservarse sus nombres, aseguraron que lo político fue lo último.
Y en verdad así fue, para los que conocen a Zseremeta saben que ante los medios suele declarar en el calor del momento y termina arrepintiéndose. En este caso fue peor porque se equivocó en los términos que uso para defender a sus jugadoras.
«Puede ser que se hayan malinterpretado las declaraciones de Kenneth Zseremeta. No es que estén desnutridas, sino mal nutridas. Interpreto que quiso decir en su entrevista ‘mal nutridas'», explicó Javier Peralta a Dayana Quintana, periodista de Táchira.
El galeno rendodeó: «Hemos recibido quejas de algunas de las jugadoras por la alimentacion en sus hogares». Y es que el problema.sustancial es qué comen las jugadoras en sus casas. En las concentraciones hasta cinco veces al día se sientan en el comedor, pero los sueldos de hambre de la Superliga femenina (torneo profesional) no logran escapar de la inflación.
Pero es que Kenneth no quiso politizar el asunto y como la mayoría de la veces, con cabeza fria, se arrepientió de lo dicho. «Nunca me referí a la situación país, nunca toqué el tema que estuvieran pasando hambre las jugadoras, pero usaron mis declaraciones como tema político y sobre eso no opino. Solo debo aceptar que un personaje ha arremetido contra mí en los últimos años», le dijo el.panameño a Francisco Miliani, periodista de El Universal.
Así que si lo deportivo parecía un argumento escueto y lo político fue el último empujón. Entonces, qué sacó a Kenneth Zseremeta de la selección. Y más teniendo en cuenta el momento: a menos de dos meses de la competición oficial, lo cual es uno de los argumentos más fuertes de las firmantes para su regreso.
“Solicitamos a la Federación Venezolana de Fútbol, en aras del continuo desarrollo del fútbol femenino y de un país habido de alegrías, tal y como las que hemos regalado de la mano de Kenneth, reconsidere la decisión y restituya a nuestro entrenador, aunque sea para la inminente competición y, de acuerdo a esos resultados, reevalúen su destitución del cargo”, pidieron las jugadoras.
La verdad oculta
 
Pero la mayoría de las fuentes consultadas, que prefieren el anonimato, aclararon que la verdadera razón fue el «desgaste». Tras nueve años el estilo particular de Zseremeta fue erosionando la relación con la FVF, a la que en muchas ocasiones les advirtió su salida, en especial, previo al Mundial sub-17 de Jordania (2016).
El gran resultado le dio fuerza para seguir, pero sus formas fueron acabando la paciencia de la FVF. Situaciones con su cuerpo de trabajo y algunas jugadoras fueron marcando la ruta de salida.
«Él había culminado un ciclo y lo sabía, ya llevaba nueve años con nosotros. En los dos últimos años hubo demasiados conflictos internos en su cuerpo técnico y en su entorno se había enredado mucho las cosas», le confesó Laureano González, presidente de la FVF, luego de la final de la Copa Venezuela, a Karla Benítez, periodista del diario Primicia de Puerto Ordaz.
González, que al igual que Zseremeta siempre suele dar declaraciones que rompen el molde, reveló: «Tenía unas circunstancias particulares. Su cuerpo original lo abandona, algunas atletas entraron en conflicto y ya no queremos seguir contando con eso».
Y es que la mayoría de su cuerpo técnico que lo había acompañado en Jordania se apartó. También borró sin explicación alguna jugadoras como María Gabriela «La Máquina» García. Sumado a incovenientes de índole logístico. Todo esto ya lo había alejado del cargo del cargo de director de selecciones nacionales y solo lo dejó con la sub-20.
Zseremeta se defendía con todo dentro de su área y una clasificación al Mundial sub-20 podía significar una bombona de oxígeno. La declaración de la «desnutrición» fue un mal despeje que terminó en un autogol. Un error que la FVF no se pensó dos veces para aprovechar y deshacerse de él, evitando de forma ilógica que disputará el Sudamericano. Capaz impulsados por el miedo de que hiciera su magia, lograra un cupo a la cita en Francia y dilatara su presencia.
Se queda
 
Tras pasar unos días en Panamá, el DT regresó y se reunió con su «enemigo» Pedro Infante. «En redes sociales y en varios medios se trató de politizar esta situación. Fue una confusión, Kenneth Zseremeta ama a este país y respeta a los gobernantes. En todas partes del mundo el gobernante merece respeto porque fue electo por libre voto», argumentó el entrenador en un audio del IND, el domingo 3 de diciembre.
El canalero prosiguió: «Decir que tengo algún problema con el Ministro es errado, no estoy peleado con el Ministro. El tema político en Venezuela es delicado. Y los ministros no botan a técnicos». Zseremeta cerró:»Fue una decisión laboral de la FVF, no del Ministro»
El panameño, que se siente más venezolano que desayunar una empanada con una malta, se queda en el país vínculado al IND para masificar el fútbol femenino. Aunque no se descarta que dirija al Deportivo Táchira, al cuál ayudó en el Apertura de la Superliga en los tryout, para armar la plantilla.]]>