Ramos Allup: La separación con la MUD "no fue tormentosa"

Cordial y advertida. Así fue la salida de Acción Democrática (AD) de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), según explica su secretario general, Henry Ramos Allup.

“Nosotros le informamos hace un par de días a la MUD que a consecuencia de los problemas operativos que habíamos tenido últimamente, vale decir, las dificultades para cumplir el acuerdo que firmamos 22 organizaciones el 19 de julio de 2017 más las dificultades operativas para designar el secretario ejecutivo de la Mesa, nosotros nos íbamos a separar de la Mesa e iniciar giras en el interior”, explicó Ramos Allup mientras trataba de aminorar la decisión.
Agregó que en la alianza “quedan importantes organizaciones” que estarían llamadas, según él, a “destrabar” los problemas porque “eso es lo que espera el país”.
Ese acuerdo, firmado en julio de 2017 e impulsado por Ramos Allup, comprende la elección de un candidato unitario ante unas elecciones y que el método serían unas primarias.
Aunque no pareciera haber un proceso electoral a la vista, la oposición, incluyendo los extremos representados por Maria Corina Machado y Henri Falcón, han hablado de la necesidad de elecciones este año ante el desconocimiento de las presidenciales del 20 de mayo.
Ramos Allup no especificó si el incumplimiento del pacto signifique que AD se niegue a realizar unas primarias. Remarcó que no fue “tormentosa” la separación. Afirmó que la tolda blanca estará presente ante cualquier evento de la Mesa o del Frente Amplio.
Asimismo, el secretario general de AD aseguró que representantes de otros partidos participarán en una gira que realizarán dirigentes de la organización por todo el país.
Aunque no explicó por qué la salida de AD ayudaría a “destrabar” los problemas dentro de la coalición opositora, Ramos Allup reconoció la lucha por condiciones electorales que ha sostenido la MUD. Una alianza eminentemente electoral que para él, ha funcionado “relativamente bien”.
Tampoco se inhibió de criticar el hecho de que la MUD tarde en dar respuestas ante los hechos que ocurren y que les cueste tanto ponerse de acuerdo.
“Las organizaciones tienen sus ciclos de altas y bajas y no puede significar que nos paralicemos”, sostuvo al recordar la Coordinadora Democrática e incluso, el Frente Amplio.
“Nos hace daño el secretismo y el tratar de ocultar cuando algo no va bien porque la gente lo percibe”, dijo para explicar que no tendría porqué ser un problema reconocer que la MUD no está funcionando.
Sin embargo, Ramos Allup descartó que esa separación de AD signifique el fin de la MUD. “La responsabilidad es compartida”, añadió al tiempo que llamó a revisar los mecanismos de decisión de la plataforma política.
Descartó que la salida de Acción Democrática signifique la constitución de una nueva plataforma: “hay una sola vía y una plataforma que nos debe unificar a todos”.
Además, el secretario general de AD rechazó que tal decisión guarde relación con la posibilidad de propiciar un diálogo con el gobierne.
“No hay planteado en absoluto un diálogo. No se va a producir ningún diálogo con el gobierno hasta tanto no estén dando las condiciones y yo creo que si no interviene un ente de mucha credibilidad internacional como el secretario general de la ONU, que pueda ser garante de un eventual diálogo, no se va a producir ningún diálogo”.
Sobre si la posibilidad de que AD vuelva a la Mesa de la Unidad, el diputado dijo: “No hagamos conjeturas sobre el futuro”.
En contraposición, otros representantes de la MUD calificaron el anuncio de Acción Democrática como “lamentable” y “negativa”.
Consideran que, en este momento, el país requiere unidad.
Sin embargo, pareciera quedar tácito que la salida de AD de la MUD no significaría el dejar de tomar decisiones en conjunto.

El motivo de la separación

Fuentes ligadas, tanto a AD como a la MUD, insisten en señalar que la aceptación y reconocimiento de los cuatro gobernadores opositores en la ANC, todos del partido blanco, habría sido el motivo real de la separación.
Ramos Allup niega esos señalamientos. Dice que es contradictorio que no se les acepte en una alianza que llama a la Unidad, incluso de sectores chavistas disidentes o alcaldes que también reconocieron a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).
Puertas adentro de la organización, esos mismos gobernadores (Anzoategui, Mérida, Nueva Esparta y Tachira) que habían quedado “autoexcluídos” pareciera ser que ahora serán “autoincluídos” según lo indicó el propio Ramos Allup.
Éste explicó que las máximas autoridades estadales pidieron su reinserción en el partido. Dijo que los estatutos contemplan esa posibilidad.
Tras haber superado esa polémica, el secretario de AD recuerda que los gobernadores participaron activamente en la excarcelación de un grupo de presos políticos. Advirtió que las gestiones por más excarcelaciones continuarían.
La MUD seguiría reuniéndose para definir las acciones a tomar tras la separación del partido blanco. Mientras AD apostaría a que cada partido actúe con su propia identidad “como ha sido siempre”.
De cara a la Asamblea Nacional, seguirá su funcionamiento y se mantendrá el acuerdo de gobernabilidad suscrito en diciembre de 2015.]]>